Daniel y Julio Brasa restauran una casa como apartamentos turísticos en Tremiñá

Daniel y Julio con su padre, Julio Brasa Calvo
Publicidad

Está situada en el “corazón” del Camino de Invierno y abrirá sus puertas a finales de septiembre

Los hermanos barquenses Daniel y Julio Brasa son un ejemplo en la apuesta por el turismo en Valdeorras. Restauran una antigua casa en Tremiñá (O Barco) que se convertirá en apartamentos para turistas y peregrinos dotados de todos los servicios y confort. Está previsto que abra sus puertas a finales de septiembre. Este novedoso alojamiento está ubicado en pleno “corazón” del Camino de Invierno.

Daniel y Julio Brasa apostaron teniendo en cuenta el auge que está tomando el Camino de Invierno y el enoturismo en Valdeorras. También pesó una razón sentimental: la casa era de su abuelo (por parte paterna). Rehabilitarla les llena de alegría y orgullo.

Daniel y Julio observaron que en Valdeorras sí hay plazas hoteleras y albergues para peregrinos, pero no apartamentos turísticos, de ahí la fórmula elegida a la hora de emprender en turismo rural.

Publicidad
Publicidad

“Tremiñá es un lugar hermoso, que da entrada hacia Xagoaza; muy cerca del monasterio de esta localidad; de una gran bodega de vino y pegada a O Barco. Es un lugar de paso de peregrinos y senderistas; un enclave ideal y tranquilo”, valora Daniel Brasa.

Los apartamentos están pensados para turistas, peregrinos y también aquellas personas que visitan O Barco durante unos días.

Están equipados con cocina, dormitorios y todos los servicios necesarios para el confort del turista. “Hay personas que quieren hacerse su propia comida o tener mayor intimidad. Y esa es la gran ventaja de los apartamentos. Este va a ser el lugar perfecto para ello”, cuenta.

Publicidad

Ambos están entusiasmados. Les produce gran satisfacción recuperar la casa de su abuelo y abrirla a la gente. De hecho tienen previsto organizar actividades relacionadas con los recursos de la zona que se irán publicando en su web.

“Haremos catas o actividades relacionadas con la enología. Y se harán paquetes turísticos con visitas programadas. Por ejemplo, a Las Médulas, Trevinca etc.”, añade.

Daniel y Julio Brasa creen en Valdeorras. “Tenemos un entorno patrimonial y natural extraordinario, con mucho que ver, gastronomía y viticultura”, detallan.

No buscan un “turismo de masas” sino que el turista encuentre en Tremiñá, en Valdeorras, “tranquilidad y alternativas como poder hacer rutas en bicicleta, entre viñedos, al lado del río Sil o, simplemente, descansar”, argumentan.

Publicidad

Valdeorras está situado en un lugar estratégico, a caballo entre la Ribeira Sacra, Manzaneda, Trevinca, Las Médulas y El Bierzo. “Puede ser ese lugar de base perfecto de los turistas para moverse desde aquí hasta todas esas zonas”, señala Daniel Brasa.

“Invertir en turismo rural ayuda a poner en valor los pueblos”

¿Contentos de contribuir al desarrollo turístico de Valdeorras?

Mucho. Nos gusta que se desarrolle el turismo y repercuta positivamente en el entorno local. Pero lo que más nos agrada es que revierta en los pueblos. Cuando se generan este tipo de actividades turística, se cuida también el rural. Es un motor para que se arreglen las casas, las calles, los muros, caminos y, en definitiva, los pueblos, que los pone en valor. Este tipo de iniciativas es un empuje además para gente que se anima a vivir en Tremiñá, Xagoaza etc. Valdeorras, está claro, tiene futuro.

¿Cómo son los apartamentos turísticos?

La casa es muy grande. Está dividida en tres apartamentos de diferentes tamaños. Están equipados con cocina-salón, dormitorios, bañera-hidromasaje; climatización e internet. Hemos cuidado todos los detalles. Lo hemos hecho a un nivel alto, de calidad. Hemos intentado darle un aire moderno y renovado a los alojamientos, pero manteniendo en su interior elementos tradicionales con paredes de piedra original de hace más de cien años.

Publicidad

El Camino de Invierno pasa por delante de la casa…

Sí. El Camino de Invierno nos anima mucho. Pasa gente. Les gusta la ruta. En los últimos años, el vino también tiene mucho protagonismo. Todo esto es un gran aliciente para emprender en el sector.

¿Invertir en la propia tierra sabe mejor?

Claro. Se toma con mucha ilusión. Además, tiene ese componente romántico para nosotros pues Tremiñá es el pueblo de nuestros abuelos. Cuando vienen personas de fuera siempre dicen que es un lujo y una maravilla vivir en esta tierra. Y así es.

¿Las puertas abrirán…?

Nuestra idea es a finales de septiembre.

(Daniel y Julio Brasa son empresarios. Lle una de las empresas punteras y líder del sector digital y de comunicaciones, Xtudio Networks. Ahora, emprenden también en el ámbito turístico. Y lo hacen con ilusión y muchas ganas. Pronto, conoceremos más de cerca su nuevo alojamiento para el turismo rural)