Nogueiras, la aldea abandonada de Carballeda que aspira a renacer

Publicidad

El Concello busca a los propietarios de propiedades y tierras para avanzar en la puesta en valor del pueblo como aldea modelo

Nogueiras, pueblo deshabitado de Carballeda de Valdeorras, aspira a “renacer”. Quiere convertirse en una “aldea modelo”, una especie de banco de tierras abierto a todo tipo de actividades productivas.

La alcaldesa de Carballeda, María del Carmen González, da a conocer que, en este momento, se está trabajando en la búsqueda de los titulares catastrales de tierras y edificaciones. “Es muy difícil, porque en un 90 por ciento la titularidad es desconocida. Unos propietarios están fallecidos, en otros casosse desconocen los herederos”, explica.

No obstante, la tarea del Concello no cesa en el empeño de poner en valor Nogueiras. “Estamos trabajando en este primer nivel de las titularidades. Una vez que se resuelva, el siguiente paso sería que fuese complementario o, incluso, coincidente con los proyectos Agader”, añade la alcaldesa.

Publicidad
Publicidad

María del Carmen González cuenta que los terrenos de Nogueiras son  ideales para cultivos como arándanos, fresas, frambuesas, olivos, castañas y huerta tradicional, entre otros. Además, “es un entorno ideal para la apicultura, la producción de miel”, subraya.

Eso sí, hacen falta personas que apuesten por esta aldea modelo. “Lo que necesitamos son promotores que quieran poner en valor esos terrenos. También hay edificaciones abandonadas, en ruinas, que pueden volver a la vida con actividades productivas. Se aplicaría el mismo sistema”, destaca.

Publicidad

La alcaldesa de Carballeda lanza un deseo: “¡Ojalá aparezcan los propietarios!” para avanzar en la consecución del proyecto de aldea modelo. De hecho, “alguno ya se puso en contacto”. 

En cuanto a las antiguas casas y edificaciones de Nogueiras, las posibilidades son múltiples. “Ya sea para rehabilitar o poner a disposición de promotores que quieran invertir y montar ahí algo. A mí se me ocurre, por ejemplo, una almazara, que no hay ninguna en Valdeorras”, detalla María del Carmen González.

Publicidad

La regidora señala que una vez finalice el proceso de la titularidad, habrá que buscar promotores que quieran poner en valor esa zona. “Como es una aldea absolutamente abandonada, es una ilusión personal y municipal que volviese a tener vida”. El GDR y la Consellería de Medio Rural estarán detrás para tender la mano a los promotores que quieran invertir en el rural con las ayudas que, lógicamente, les podamos dar”, puntualiza.

Nogueiras quiere, así, “resucitar”.