María del Carmen González: “Mi sueño es ayudar al viejo puente de Sobradelo con otro nuevo”

Publicidad

La alcaldesa de Carballeda y presidenta del GDR hace balance del programa Leader en Valdeorras y relata sus inquietudes al frente de su Concello

María del Carmen González, alcaldesa de Carballeda, podría definirse como la alcaldesa que mueve el desarrollo del rural, asunto que le ocupa y preocupa. Como presidenta del Grupo de Desenvolvemento Rural (GDR) valora de forma muy positiva el impacto del programa Leader en Valdeorras, siendo una de las comarcas de Galicia donde “es más ágil y dinámico” —dice— encajando a la perfección para dar respuesta a la iniciativa emprendedora.

Lleva ocho años al frente del GDR y nada menos que 30 al frente de la alcaldía de Carballeda. Ha hecho realidad incontables proyectos y ya sueña con otros, el más ambicioso la construcción de un puente que complemente al actual, el histórico Ponte Nova.

Publicidad

Tiene muy claro que la pizarra, emblema de su municipio, es el motor de Valdeorras, un motor que también propicia alternativas para diversificar.

Publicidad

Hubo 10 proyectos aprobados en la convocatoria Leader 2021-2022, de los cuales 8 son productivos…

Son ocho proyectos productivos, entre ellos una pista de paddle de una empresa privada de ocio en O Barco; una ampliación de una pensión en Sobradelo; actuaciones para enoturismo en Hotel de Fonte da Cova, una empresa de carpintería metálica, un estudio de arquitectura y una empresa de limpieza industrial de ámbito comarcal. Suponen una inversión de 1.101.700,13 euros y recibirán una ayuda de 548.257,30 euros.

¿Cuál es la valoración que realiza del Leader en Valdeorras?

Es una prolongación del primitivo Agader. La Xunta hizo una nueva convocatoria en el 2021-2022. Y agotamos todo el presupuesto que teníamos para inversión. Esto significa que hubo dinamismo, empresas que apuestan por invertir en Valdeorras y, por tanto, por consolidar y crear puestos de trabajo. La valoración es más que positiva.  El Leader en Valdeorras fue uno de los más ágiles y dinámicos de Galicia.

Publicidad

Y ello en una etapa especialmente difícil como fue la de la pandemia…

Conseguir que las empresas que se asientan en Valdeorras sigan creando trabajo es un lujo para Valdeorras. Hay que agradecer el esfuerzo de los técnicos del Agader, tanto de Valdeorras como de Santiago, que han estado con los promotores, ayudándoles, creando iniciativas. Y todo ello en un año no especialmente bueno, con el miedo y prudencia que había debido a los tiempos de covid. Pero nos ha salido bien.

¿Cuál es la prioridad y la perspectiva para 2022?

Primero que el coronavirus cese, el cumplimiento de las normas y que no cause más estragos entre la población. En estas circunstancias, en las que costó pensar en futuro, porque teníamos un presente duro, la vida siguió, se puso en marcha y la gente creó sus empresas siendo una buena etapa para Valdeorras. Desconocemos si habrá convocatoria en 2022. Hay que confiar en que haya una, aún cuando sea más pequeña. Tendremos que esforzarnos en hacer la estrategia del siguiente programa Leader de los siguientes años.

Como presidenta del GDR, ¿que es lo más gratificante desde el punto de vista personal?

Estoy contenta porque somos uno de los “Leader” más dinámico de Galicia. No hemos dejado de invertir lo que nos han dado porque conseguimos siempre animar y que hubiese promotores para crear empleo. Poquito a poco, y a veces con más ilusión que medios, se va creando trabajo alternativo en Valdeorras. Esto es algo importantísimo para el futuro.

¿Cuando habla de trabajo alternativo se refiere con respecto a la pizarra?

Me refiero a que vamos diversificando, con respecto al sector de la pizarra y el vino. También es cierto que el dinamismo empresarial que se va creando en la comarca es gracias al motor, la pizarra. Cuando la pizarra genera movimiento económico, brotan iniciativas empresariales, incluso algunas complementarias. El 70 por ciento del dinamismo económico en Valdeorras es porque hay un motor que va tirando de la comarca, la pizarra.

Como alcaldesa, ¿cuál es el proyecto estrella ahora en Carballeda?

Es una pregunta difícil. Para mí, todos son importantes. Estamos en una etapa de iniciativa municipal fuerte  y tenemos muchas obras en marcha. Son todas grandes ilusiones y grandes sueños que en su día ideamos y que ahora llevamos a la práctica.

“Ver como se asoman las primitivas pilastras del puente es una gran emoción”

¿Y la obra más vistosa?

A mí me gusta mucho la restauración del entorno del puente monumental de Sobradelo, la Ponte Nova. Empezaron las obras a finales de agosto. Ver como se asoman las primitivas pilastras del puente es para mí indescriptible, una gran emoción. Hace 500 años alguien las puso ahí y ahora las estamos redescubriendo y conservando.

Después de hacer realidad tantos proyectos , ¿cuál sería su sueño de futuro?

Me gustaría ayudar al viejo puente con otro nuevo puente. Me produce una ilusión tremenda. Es una tarea que habrá que iniciar para que algún día se cumpla este sueño. Voy a luchar por ello.

¿Dónde estaría ubicado este nuevo puente?

Partiendo de mi mente profana en ingeniería, lo veo saliendo a la calle del pabellón desde el entorno del colegio. Yo lo veo ahí, pero serán los técnicos los que digan el lugar idóneo. Todo es posible. ¿Quién nos iba a decir que íbamos a poder resucitar, por ejemplo, el viejo hotel de Fonte da Cova con otro hotel mucho más bonito y acorde al entorno? Pues ahí está, en el techo de Galicia. Lo mismo pasa con este proyecto.