Margarita Rodríguez: “confío en que 2021 sea el año de la inmunidad”

Publicidad

La directora del Distrito Sanitario del Hospital Público de Valdeorras hace balance de la actividad del centro y cita que existe un déficit de especialistas y profesionales de Enfermería

Margarita Rodríguez Blanco cumplió un año el pasado mes de noviembre un año como directora del Distrito Sanitario de Valdeorras. Le tocó “bailar con la más fea”, la COVID-19, una “piedra” en el camino imprevista que supuso un reto añadido en su labor al frente de la dirección del Hospital Público de Valdeorras.

Lejos de flaquear, Margarita Rodríguez, asumió el desafío con una “responsabilidad e implicación máxima”, dice al tiempo que ensalza y pone por delante el esfuerzo de todo el personal sanitario.

Publicidad

La adversidad dio paso a una acelerada experiencia en el manejo del virus más desconocido. La nueva normalidad permitió al Hospital de Valdeorras retomar, poco a poco, su actividad, cerrar 2020 con objetivos cumplidos en listas de espera y echar a rodar las obras previstas en el centro hospitalario.

Publicidad

Su deseo para 2021 se resume en una palabra: INMUNIDAD, en letras mayúsculas. La vacunación en Galicia abre esta esperanza.

Pero, ¿cómo ha sido 2020 y cómo afronta Margarita Rodríguez 2021?

¿La COVID-19  ha sido una dificultad o un reto añadido a los que se marcó el día en que tomó posesión de su cargo. Es ahora más difícil llevar las riendas del Hospital?

Por supuesto que la COVID -19 ha sido una dificultad añadida, pero no solo para la Dirección del centro, sino para todos los profesionales que tuvimos que enfrentarnos a algo imprevisto y desconocido para todos.

Publicidad

El problema de salud pública que supuso el virus nos ha exigido a todos los trabajadores de la sanidad pública un gran esfuerzo, con un nivel de dificultad, responsabilidad e implicación máxima. Por otro lado, puedo también considerarlo un reto al ser un desafío frente a una situación inesperada y revestida de complejidades.

¿Cómo ha vivido esta etapa personalmente. Ha tenido que dejar algún objetivo aparcado en el camino al frente del hospital a raíz de la pandemia?

Sí. Teníamos objetivos que han quedado en un segundo plano dada la situación sobrevenida. Tuvimos que centrar nuestra atención en lo que se requería en aquél momento, quedando aparcados objetivos como el plan de necesidades, obras, la actividad “no Covid”, que poco a poco hemos ido retomando.

Publicidad

¿Su vida ha cambiado después de asumir este cargo de responsabilidad, produce quebraderos de cabeza o es una satisfacción poder contribuir al desarrollo de la sanidad comarcal?

La responsabilidad me obliga a intentar dar lo mejor de mi misma y creo que esto es positivo. No faltan quebraderos de cabeza, sobre todo cuando la falta de especialistas nos limita la actividad en determinados servicios. Pero también siento la satisfacción de poder aportar ese “granito de arena” para mantener y mejorar la sanidad pública de Valdeorras.

El coronavirus eclipsa todo. En estos meses, el Hospital ha ganado experiencia en el manejo del virus y sus protocolos. Pero ¿el día a día en el Hospital está condicionado por el virus, afecta a la actividad asistencial,  aumentan las listas de espera?

El coronavirus nos ha aportado experiencia en cuanto a elaboración de protocolos, respuesta a situaciones desconocidas, complicidad entre profesionales y fortaleza, entre otras.

Por supuesto que en los momentos claves de la primera ola afectó a la actividad asistencial, aumentando las lista de espera, pues en el Hospital tuvimos que centrar nuestra atención en luchar contra la pandemia ya que Valdeorras fue una comarca con una incidencia muy elevada comparada con el resto de comarcas de Galicia.

Pero hay que agradecer públicamente a todos los profesionales que se haya cerrado la lista de espera a finales del 2020 cumpliendo objetivos, salvo en algún servicio donde la falta de especialistas no lo ha permitido.

Publicidad

¿Los proyectos que estaban pendientes se han podido ejecutar o la COVID-19 lo ha trastocado todo?

Los proyectos pendientes se han retrasado pero se han vuelto a retomar. Las obras de Consultas Externas comenzarán en breve y el 29 de diciembre se ha licitado la obra de reforma de las áreas de Farmacia, Cirugía Mayor Ambulatoria(CMA) y Hospital de día Oncológico.

¿Qué espera para 2021, qué le gustaría que se materializase en el Hospital Público de Valdeorras?

Del 2021 espero que podamos vacunar a toda la poblacíon del Distrito Sanitario, para generar lo antes posible esa ansiada inmunidad.

Por otro lado, que se hagan realidad las obras y plan de necesidades, pues creo que van a aportar un gran beneficio a pacientes y profesionales.

¿Hace falta seguir ampliando las plantillas del hospital o lo que es lo mismo: hay déficit en algún ámbito sanitario de profesionales?

No se trata de una cuestión de plantillas, el problema es la falta o escasez de profesionales, tanto de Facultativos Especialistas como, en este momento, también Personal de Enfermería.

Cualquier experiencia negativa tiene un componente positivo. ¿Hemos aprendido  a ser solidarios a raíz del virus? ¿Hay esperanza?

Por supuesto que sí, los profesionales en los momentos duros se han apoyado, han compartido experiencias , ha habido mucha complicidad. También la población nos ha apoyado con muestras de cariño como la realización de donaciones de todo tipo. La esperanza y la ilusión no debemos perderla. Además, creo que ha convivido con todos nosotros en esos momentos duros.

¿Existe la responsabilidad social o debería ser mayor frente al coronavirus?

Aunque creo que sí existe responsabilidad social, cada uno de nosotros deberíamos exigirnos la máxima responsabilidad individual.

Formule un deseo

INMUNIDAD. Otros, aunque no menos importantes son: salud, ilusión, poder compartir con amigos y por supuesto Especialistas y Personal de Enfermería tan necesarios en este momento.

(Margarita Rodríguez afronta 2021 con la esperanza de un año mejor desde el punto de vista de la pandemia, sin descuidar todas y cada una de las necesidades del Hospital de Valdeorras. Lleva trabajando 30 años en puestos de responsabilidad en el centro hospitalario comarcal. Su apuesta es la lucha permanente por mejorar día a día el funcionamiento del hospital y la calidad asistencial)