El coronavirus baja un 20% en la provincia pero se desboca en Galicia

Publicidad

Hay 1.299 casos activos frente a los 1.610 del 17 de octubre y la buena evolución es inversa a la situación del conjunto de Galicia con 21 muertes en esta jornada

El coronavirus baja un 20% en la provincia de Ourense pero se desboca en Galicia, donde en la jornada de hoy ha habido nada menos que 21 fallecimientos.

Después de un período intenso de aumento de los casos de COVID-19 y de la presión asistencial, el Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco afronta una semana determinante y crítica para consolidar su buena evolución.

La provincia pasó en las últimas semanas de ser la de mayor incidencia en Galicia (el 34,8% de los casos activos de la comunidad) a disminuir el número de casos en el citado 20 por ciento, con respecto a mediados de octubre, de nuevo con una evolución inversa a la situación gallega (en Galicia hay 9.292 casos activos).

Publicidad
Publicidad

La evolución es positiva en todas las comarcas en las que aplicaron restricciones para controlar la expansión del virus, incluidas las de Carballiño y Verín, en las que la efectividad de las medidas de prevención tardaron mas en evidenciarse. Al mismo tiempo, el ligero repunte de las cifras, vinculado a la posible relajación de las medidas de control, coincidiendo con el “puente del Pilar” de octubre, parece superado.

A día de hoy, Ourense registra 1.299 casos activos (1.610 el día 17 de octubre) con 96 pacientes ingresados, de ellos 16 en críticos, tras días de gran preocupación por el alta ocupación (125 ingresos, el 21 de octubre, y 20 críticos este sábado), que llevó a habilitar provisionalmente un área en el bloque quirúrgico, con capacidad para nueve camas más, en previsión de nuevos ingresos, que de momento no están siendo precisas, así como distintos movimientos internos, para aumentar la capacidad de hospitalización y disponibilidad de profesionales para garantizar la asistencia.

Publicidad

Además de esta ampliación, el Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras dispone de 56 camas para pacientes críticos, 22 en UCI y 14 en Reanimación, donde en la actualidad están ingresados los pacientes COVID positivos, además de otras 20, en la Unidad de Cuidados Postquirúrgicos (URPA), que fue la que se empleó en la primera ola de la pandemia.

La ocupación del área de críticos continúa a ser elevada en Ourense, ya que, pese la mejora de los dos últimos días, ronda el 80%. De de ellos, cerca del 30% son pacientes COVID, enfermos que afrontan prolongados períodos de ingreso,por lo que la preocupación se mantiene.

Desde los servicios asistenciales se lanza una llamada a responsabilidad y compromiso personal para cumplir las medidas de protección individual.

A la espera de las decisiones del Comité Clínico de la Consellería de Sanidade, que se reúne mañana, el Área Sanitaria brinda un mensaje de agradecimiento a los profesionales de todas las categorías, “por el gran trabajo que están realizando en esta segunda oleada y de ánimo y compromiso con la ciudadanía, para seguir cumpliendo las medidas, que cómo se está viendo, dan resultados”, apuntan desde el Sergas.