El mal uso de los medicamentos genera ingresos hospitalarios

Publicidad

El Área Sanitaria inicia una encuesta en redes sociales para concienciar a la población bajo el lema: Informáte, comprueba y pregunta

El Área Sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras se sumó a la OMS en la celebración del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, destinado a mejorar las prácticas seguras y de calidad que, bajo el lema “medicación sin daño”, este año tiene por objetivo reducir y concienciar de los riesgos de hacer un mal uso de los medicamentos.

Los daños causados por la medicación representa el 50% del total de los daños evitables en la atención sanitaria, y se estima que entre el 5 y el 10% de los ingresos hospitalarios y entre el 10 y el 30% de las consultas a los servicios de urgencias son debidos a un evento adverso por medicamentos. Este alto porcentaje derivara precisamente de las altísimas cifras de uso.

En Ourense este año, en solo siete meses, de enero a julio, se dispensaron en las farmacias 5.218.659 de envases de fármacos, teniendo en cuenta solo los recetados por el personal médico del Segas. Una media de 760.000 al mes, de 25.000 al día, y solo es una parte pues muchos se emplean diariamente en los hospitales públicos de Ourense, Verín y Valdeorras.

Publicidad

Los medicamentos salvan vidas, mejoran y protegen la salud, no sí, a veces pueden causar daños graves si se almacenan, prescriben, dispensan o administran indebidamente o se controlan de forma insuficiente.

Publicidad

La OMS propone a los profesionales y pacientes tres consejos: Informáte, comprueba y pregunta. En el caso del profesional, la comprobación pasa por chequear especialmente cinco momento críticos, en el que extremar las precauciones y que, a lo largo de esta semana estuvieron presentes en todas las pantallas de los ordenadores del personal del área Sanitaria.

La práctica segura de los pacientes o sus cuidadores pasa también por informarse, y comprobar las dosis, las horas o intervalos entre tomas y, por supuesto, preguntar a los profesionales ante cualquier duda, pregunta que los profesionales también pueden adelantar, comprobando que son entendidos.

Publicidad

Preguntar y difundir es precisamente el origen de una novedosa iniciativa de la Unidad de Calidad, que lanzará una encuesta a través de las redes sociales del Área Sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras (Facebook y Twitter) para contribuir al mejor uso de la medicación, intentando implicar y concienciar la población sobre algunos de los errores más comunes en el seguimiento de los tratamientos.

La información recogida también aportará información a los profesionales sobre las áreas de conocimiento y práctica que requieren más atención, para formar e informar a los pacientes a responsabilizarse de su cuidado, por medio de un mejor uso de los fármacos.

La polimedicación, muy habitual en los pacientes crónicos, es un punto de alto riesgo y también la transición entre los distintos servicios asistenciales, primaria-hospitalaria, desde urgencias la otras consultas o al ingreso o alta en un hospital.

Publicidad

Como responde en nuestra Área Sanitario, en línea con la estrategia del Sergas, se desarrolla el Programa de mejora de la calidad en la atención al paciente crónico y polimedicado, en marcha desde 2011, centrando la atención, revisión y seguimiento de la medicación en dos tipos de pacientes: los que tienen prescritos medicamentos de especial riesgo en pacientes crónicos, que en Ourense son más de 4500 personas, y aquellos que acaban de ser dados de alta del hospital.

Desde atención primaria la revisión de la medicación de pacientes tambien se activa ante determinadas transiciones asistenciales, como el ingreso en una Residencia Sociosanitaria; cuando se procede a la homologación de una medicación o al alta hospitalaria. Por su parte, desde los tres hospitales se realiza la conciliación de la medicación al ingreso en el hospital, y en algunos también en el alta a domicilio, como en Medicina Interna.

Publicidad

En los últimos años también se fueron introduciendo múltiples mejoras para limitar los riesgos, tanto en el Servicio de Farmacia, con la automatización y digitalización para limitar riesgos durante la manipulación, distribución, recepción o almacenamiento de fármacos, como con otras practicas seguras, como el sistema de prescripción electrónica, implantado en toda el área Sanitaria, que aporta ventajas tanto para profesionales como pacientes, y a nivel interno dentro de los hospitales, facilitando la coordinación entre la farmacia central y el personal médico y de enfermería.