Desescalada: Regresa la movilidad, la hostelería y la reunión de no convivientes

Publicidad

Se han establecido tres niveles en función del número de casos e incidencia y entrará en vigor a partir del viernes

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, compareció en rueda de prensa para dar a conocer la desescalada gradual en en Galicia, centrada en la hostelería, la movilidad entre municipios y la reunión de no convivientes.

Se realizará a partir del próximo viernes, 26 de febrero, con varios niveles, explicó, dependiendo de incidencia del virus a 14 días, a 7 y a 3 así como la presión hospitalaria, especialmente la ocupación en las UCI”, argumentó. Eso sí, Galicia sigue cerrada perimetralmente a otras comunidades autónomas.

Los niveles son:

Publicidad
  • Primer nivel: Municipios con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes: Se mantienen las restricciones, es decir, no abrirá la hostelería, no habrá reuniones entre convivientes y no se podrá salir o entrar del concello salvo por causas justificadas. Afectará al 2,6% de la población. Y se aplicará en Aranga, Cabanas, Carballo, Catoira, Corcubión, o Corgo, Gomesende, A Gudiña, Guitiriz, Malpica, Moeche, A Peroxa, Ponteceso, Pontenova, Toques e Xunqueira.
  • Segundo nivel: Municipios entre 250 y 500 casos por 100.000 habitantes, además de los concellos que forman parte del Área Sanitaria de Ferrol, A Coruña y Pontevedra. Se trata de 107 municipios. Aquí se permite la reunión de 4 no convivientes, la hostelería reabrirá epero solo terrazas y con 50 % de aforo hasta las 18m00 horas. La movilidad solo se permitirá entre municipios con la misma incidencia. Se sitúan en este nivel los ayuntamientos del área sanitaria de A Coruña, Ferrol y Pontevedra, con las UCI en una situación grave.
  • Tercer nivel: Municipios con una incidencia menor a 250 por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.  Son las Áreas Sanitarias de Lugo, Ourense, Santiago y Vigo. Abarcan un total de 189 municipios, el 54% de la población gallega. Abre la hostelería con una limitación interior del 30%, del 50% en terrazas hasta las 18,00 horas. Se permite la reunión de no convivientes hasta un máximo de 4 personas y la movilidad entre municipios del mismo nivel. Además, podrán abrir las instalaciones deportivas, gimnasios y piscinas (con uno obligatorio de la mascarilla), con un máximo de 4 no convivientes.
Publicidad

Valdeorras pasará a integrarse en el tercer nivel si el nivel de contagios no genera cambios.

El presidente de la Xunta dio cuenta de los datos, señalando que aún cuando ya no hay una situación de riesgo extremo (con una media de 236 casos por cada 100.000 habitantes) y que el nivel de positividad es de 4,8 por ciento (por debajo de la que aconseja la OMS), “estamos todavía lejos de los objetivos”, teniendo en cuenta la presión hospitalaria.

Publicidad

Detalló que las conclusiones de la baja incidencia del virus en este momento apuntan a que “las restricciones funcionaron pues se redujo en 337 puntos en 7 días” y que “está claro que hay que actuar con agilidad cuando azota la pandemia de modo que va a tener más en cuenta la incidencia a 7 y a 3 días”.

Feijóo citó que en esta desescalada “si hay que volver atrás, ante cualquier señal de alarma, se volverá” y llamó a la responsabilidad individual, clave en la lucha contra la pandemia.

“La hospitalización es alta y la incertidumbre de las nuevas cepas, grande”

También citó la incidencia de las nuevas cepas. “En este momento la británica es la dominante en Galicia en un 63 por ciento, porcentaje que en A Coruña es del 80 por ciento”, expresó, destacando la virulencia de las mutaciones del coronavirus.

Insistió en que “la hospitalización es alta y la incertidumbre de las nuevas cepas, grande”.

Expuso que “pedimos a los clientes de la hostelería que tengan un comportamiento individual correcto pues es la mejor forma de ayudar al sector”.

“No debemos normalizar las muertes, son personas”

Al mismo tiempo, Alberto Núñez Feijóo vaticinó que “no estaremos en la normalidad dentro de 3 meses” pues para ello serían necesario contar con una previsión de vacunas cuyo número “desconozco”. Señaló que “no puede interesar más la apertura de la hostelería y los gimnasios que el número de fallecidos, debe ser al revés. No debemos normalizar las muertes, no son números, son personas”.