El homenaje más dulce y musical fue para Enfermería

638

El Día Internacional de Enfermería se celebró de forma muy especial a la puerta del Hospital Público de Valdeorras, donde se rindió un homenaje-sorpresa a enfermeras y enfermeros de la sanidad.

La Policía Local de O Barco y personal de las ambulancias se hicieron sentir con las sirenas hasta llegar al Hospital, donde desplegaron carteles a modo de “puzzle” con la palabra “Gracias”.

El mismo mensaje de agradecimiento fue empleado por el personal sanitario para felicitar a los profesionales de Enfermería.

Publicidad

Este homenaje se realizó con un buen número de aplausos. Uno de los momentos más emotivos llegó con la actuación del valdeorrés Sito Fernández, que puso su cálida voz y su guitarra para interpretar “Resisitiré”, la canción de esta pandemia, a coro con los profesionales sanitarios y también “El sitio de mi recreo”, de Antonio Vega.

El ritmo musical marcó el el homenaje.

El agradecimiento se dejó sentir con fuerza al igual que el reconocimiento a la labor que prestan enfermeras y enfermeros en tiempos de coronavirus.

Y de la música al dulce.

Pasteles adornados con flores, mensajes y frases alusivas a la labor que realiza el personal de enfermería pusieron el toque más dulce en esta celebración tan sentida.

Covadonga Antón fue la persona encargada de pronunciar unas palabras en las que recordó la vocación y dedicación del personal de enfermería en el cuidado de los pacientes.

También habló del trabajo intenso desarrollado durante esta pandemia, invitando a no bajar la guardia para frenar el avance del coronavirus.

Fue un día de sorpresa, emoción y de decir “Gracias”, que sirvió para inyectar energía positiva a estos profesionales de la sanidad.

Los profesionales de Enfermería no pasaron inadvertidos durante esta jornada.

Las virtudes de las enfermeras y enfermeros fueron ensalzadas durante este día tan especial.

El propio Concello también iluminó de azul la fachada de la Consistorial, horas después del homenaje, para tener presente a las enfermeras.

Las cualidades ese colectivo se mostraron en pancartas en las que se recogieron virtudes del personal de Enfermería: “tienen coraje, vocación, cuidan de nosotros, humanizan, aman la vida, humanizan…” .

El homenaje-sorpresa se convirtió en momentos para compartir.

Fue un buen día.