San Vicente de Leira: 28 años de inseguridad y aislamiento por la OU-807

Concentración en Ourense de los vecinos de San Vicente, en la que estuvo el alcalde diputados socialistas
Publicidad

Los vecinos se concentraron en Ourense para solicitar a la Diputación un paso provisional de urgencia mientras no se ejecuta la reforma definitiva de la carretera

Vivir en San Vicente de Leira podría resumirse en 28 años de angustia, inseguridad y aislamiento provocado por la carretera de acceso al pueblo, la OU-807. Después de tantos años, sigue sufriendo el eterno y desagradable conflicto de la ausencia de un vial seguro.

Ponerse enfermo en esta localidad o vivir una situación de emergencia pone los “pelos de punta”, entre otras cosas porque sería inviable el paso de una ambulancia o un coche de bomberos, debido a la precariedad y las dimensiones reducidas del vial que existe hoy.

Esto es lo que ha llevado a vecinos y vecinas del pueblo a emprender nuevas medidas de presión, protagonizando una concentración en Ourense, a la puerta de la Diputación, titular de la carretera, para solicitar el acondicionamiento de un paso provisional de urgencia, mientras no se acomete el proyecto definitivo en el que ya está trabajando la institución provincial.

Publicidad
Concentración en Ourense

Vecinos de San Vicente afirman que el problema de acceso a la localidad se agudiza ahora aún más porque la entrada a San Vicente es por el “barrio de arriba” de modo que llegar al de abajo en caso de una urgencia sería prácticamente imposible.

Publicidad

Además, señalan que la desesperación por la falta de un acceso está llevando a abandonar el pueblo, contribuyendo al fenómeno de la España vaciada cuando por su voluntad seguirían viviendo en el rural. No se arriesgan a no poder recibir atención médica si tienen un problema de salud, cuentan.

Son conscientes de que la reforma de la OU 807 será una obra faraónica, pero estiman que esta sería la verdadera apuesta por los pueblos. “Si no hay condiciones de vida en el rural, se muere”, indican. Y pese a todo, están dispuestos a esperar por la reforma. Eso sí, siempre y cuando se habilite un paso provisional apropiado ofreciendo una alternativa que consideran viable.

Con el subdelegado de Gobierno, Emilio González

A la concentración, organizada por la asociación de vecinos, acudió un centenar de personas y también el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, arropados por diputados del PSOE. Además, mantuvieron una reunión con el subdelegado de Gobierno, Emilio González Afonso, que se comprometió a brindar su ayuda al pueblo.

Encierro del alcalde de Vilamartín en 2018 durante semanas en la Consistorial para pedir el arreglo de la OU 807

En 2018 se consiguió un avance para el viejo problema de la carretera. El alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, mantuvo un encierro en la Consistorial que duró semanas para reivindicar una solución definitiva. En aquella fecha, la Diputación se comprometió al arreglo de la carretera, proyecto que ahora está en marcha.

El problema es que, según los vecinos, dicha remodelación llevará largo tiempo, pues es una obra de envergadura. Y San Vicente no puede aguardar al futuro para tener unas condiciones mínimas de seguridad frente a cualquier imprevisto o situación de urgencia. Una pista alternativa, mientras no llega la reforma definitiva, sería suficiente, dicen, para romper este aislamiento.

En las últimas horas, la localidad vecina de Arcos, concretamente la Asociación de Vecinos de San Lourenzo, también ha salido en defensa de San Vicente de Leira mediante un escrito en el que expresan su solidaridad.

Así las cosas, San Vicente de Leira seguirá luchando por su carretera.