Pablo Israel Rodríguez: “CUFA no sería nada sin su equipo de profesionales”

0
2162

CUFA registra un crecimiento anual de un 30 por ciento con servicios de instalación de cubiertas de pizarra y fachadas ventiladas, punto de venta de material y ejecución de proyectos tanto de obra nueva como reformas

CUFA, veterano y reconocido grupo empresarial de O Barco, crece cada vez más. Hace ya 20 años que comenzó a funcionar y hoy ya cuenta con 29 trabajadores. Nació como instaladora de cubiertas de pizarra, actividad por excelencia que mantiene con una larga experiencia. Pero CUFA es mucho más. También dispone de un punto de venta de materiales de construcción —Alcupi—y acomete obras de construcción —CUFA, obras y proyectos—.

Su oferta de servicios es muy amplia: colocación de cubiertas de pizarra, fachadas ventiladas, construcción de obra nueva, reformas integrales de inmuebles —casas, bodegas, pisos etc.— reparación, aislamiento, fachadas, canalones y mantenimiento, entre otras. Además, en este momento dispone de una nueva sección de estructuras de madera mecanizada premontadas, hechas a medida, para la instalación de cubiertas. Otra novedad es que realiza obras en altura.

A CUFA nada se le resiste. Hasta borda la rehabilitación de joyas del patrimonio monumental. De hecho, finalizó recientemente la colocación de las cubiertas del castillo de Ponferrada y la Catedral de Mondoñedo.

Su seña de identidad es la confianza, seriedad, profesionalidad y el trabajo bien hecho. El cliente encuentra aquí el servicio perfecto adaptado siempre a sus necesidades.

Pero ¿quién es el motor de CUFA? Detrás de CUFA está Pablo Israel Rodríguez López, propietario y fundador de la empresa. Con los “pies” muy bien enraizados en la tierra, las ideas muy claras, tenacidad y pasión por su trabajo no sólo ha sacado adelante a esta empresa, sino que la ha proyectado más allá de las fronteras locales. Hoy opera en todo el territorio nacional y parte del extranjero.

Conduce a CUFA por el carril ascendente de la expansión, una posición que no sería posible, insiste, sin su gran equipo de profesionales. La clave del avance de CUFA “el personal, los profesionales, que sienten y trabajan en la empresa como si fuera propia”, explica.

Trabajar en CUFA se traduce en una experiencia muy positiva. Así lo dice Grit Hagen, responsable de Marketing de CUFA, una de los 29 profesionales de esta empresa que, en este caso, vela por la imagen y da visibilidad a la empresa. “Es toda una motivación”, indica. Destaca los servicios de la empresa, tanto para profesionales como particulares, y las facilidades que encuentra el cliente a la hora de acometer cualquier tipo de obra. CUFA asesora. Y subraya que la empresa tramita las distintas subvenciones que ha abierto la Xunta para reformas.

CUFA registra un crecimiento anual de, aproximadamente, un 30 por ciento. Pablo Israel Rodríguez considera que la clave está en su equipo de profesionales, la perseverancia en el trabajo y una diversificación emprendida durante la crisis pasada.

Fundó la empresa hace 20 años con un socio, ahora ya jubilado, y poco a poco, con tenacidad, tesón e inquietud fue probando alternativas que “unas veces salían bien y otras, mal”, que le sirvieron para aprender.

¿Trabajador o empresario?

Trabajador cien por cien, yo me defino así. El éxito se consigue trabajando. Si a las ocho de la tarde te apetece parar, muchas veces hay que seguir.

Eres el “alma” de CUFA ¿cómo empezaste?

Soy sólo un trabajador y la cara visible de la empresa, sin más. Detrás de mí está un equipo de profesionales, los mejores. Empecé hace 20 años con un socio pensando en trabajar y llevar un salario a casa. Ni siquiera me había planteado montar una empresa. Me gustó. Y el camino me llevó hasta fundar la empresa.

Pablo Israel Rodríguez López, junto al nuevo camión grúa de CUFA

CUFA ha evolucionado mucho desde entonces, también en servicios

El sentido original de la empresa, el montaje de cubiertas de pizarra, es lo que llevamos haciendo 20 años. Y lo hacemos bien. Ahora, ya colocamos en toda España y parte del exterior. Eso sí, hemos ampliado servicios y medios. Tenemos camiones, hacemos trabajos en altura, estructuras de madera para cubiertas y un buen abanico de servicios. También tenemos punto de venta de materiales y acometemos obras de construcción, tanto obra nueva como reformas. CUFA se resume en: cubiertas, construcción y venta. O lo que es lo mismo: CUFA es un grupo de tres empresas: CUFA, ALCUPI y CUFA OBRAS Y PROYECTOS.

La crisis marcó un antes y después en CUFA, en este caso de forma positiva

El crecimiento de CUFA fue fruto de la crisis. Antes de ella estábamos estancados o acomodados. Cuando se produjo, supuso que había llegado el día de exprimirse el cerebro en la búsqueda de alternativas. Apostamos por la diversificación. Entonces, había menos obra nueva y CUFA empezó a crecer.

Diversificar fue una buena opción

Sí, nuestro producto emblema es la colocación de cubiertas de pizarras, pero, al final, diversificar da un poco de tranquilidad. En la actualidad, tenemos venta de material, construcción, fachadas ventiladas y cosas que antes no hacíamos. Ahora mismo, hay una nueva sección de estructuras de madera mecanizada, que se realiza en la nave que tenemos en el polígono industrial de O Barco (calle 8), que se lleva premontada para instalación de cubiertas.

CUFA cuenta nada menos que 29 operarios. ¿Cómo se siente después de haber llegado lejos?

Aún no hemos llegado lejos. La cima no la hemos alcanzado. Ojalá que así sea en el futuro. Pero sí intentamos tener unos cimientos fuertes. Yo estoy orgulloso de que los trabajadores se lleven un sueldo a casa pero, ¡ojo! se lo ganan ellos. La gente es la que hace que funcione la empresa, sin ellos no hay empresa.

CUFA crece cada año en torno al 30 por ciento, ¿cuál es la clave?

Negocio, palabra que en latín significa “no al ocio”. Trabajo. No obstante, ni mucho menos se ha alcanzado la meta. Esto sólo es el comienzo. Estamos en la fase de trabajo para dejar un legado, crecer aún más. Tengo ideas en mente para seguir la línea ascendente.

Y hablando de mente, posee talento e inteligencia empresarial

Yo simplemente escucho a mi equipo, lo que me dicen. No tomo decisiones sin consultar con mi equipo. Cada uno de ellos es especialista en su materia y entienden más que yo en su campo. El responsable de que CUFA crezca no soy yo, sino mis trabajadores. La empresa no es mía, es de ellos, sin ellos no funciona. El día que no la sientan como suya, CUFA dejará de funcionar.

Acaba de incorporar un camión grúa

Tenemos una grúa de 30 metros para hacer trabajos en altura como mantenimiento, reparaciones etc. Vamos incorporando nuevos medios para poder satisfacer la demanda de los clientes.

En el ámbito de la construcción CUFA está rehabilitando bodegas y haciendo unas piscinas públicas ¿cuáles son las obras en las que está afanado?

Sí. Hay varias obras empezadas de reformas y obra nueva. Estamos ejecutando las piscinas de Puente Domingo Flórez. Estaba hecho el vaso y nosotros lo que estamos construyendo es el entorno, vestuarios, duchas, taquillas, cierre y demás. También estamos ejecutando seis o siete bodegas de vino de la Denominación de Origen Valdeorras. Hacemos la obra entera, desde los cimientos hasta el acabado. Cualquier particular nos puede consultar sin compromiso sobre cualquier proyecto de rehabilitación u obra nueva.

CUFA también se encarga de la tramitación de las subvenciones que existen para reparaciones, tejados etc.

Sí, en todos los proyectos que hacemos, se las adjudiquen o no. Asesoramos así de las ayudas a las que cada cliente puede optar. Ahora mismo, hay varias líneas una de ellas alusiva a la restauración de fachadas de viviendas en los municipios por los que pasa el Camino de Invierno.

El punto de venta de material también está funcionando muy bien

Todos los días tenemos productos nuevos a la venta. Profesionales, pero también particulares, encuentran aquí lo que necesitan.

¿El futuro de CUFA pasa por…?

Seguir creciendo.

(Pablo Israel Rodríguez López es de O Barco de Valdeorras. Ha hecho de su día a día todo un grupo empresarial cuyos pilares se sustentan en el principio de que “sólo con trabajo se logra un éxito. Si en el camino hay caídas, de ellas se aprenderá”. Su buque insignia es un trabajo constante y bien hecho, una trayectoria profesional reconocida por su propia clientela).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here