O Prenda rompe moldes: moda en tallas grandes para la mujer curvy

3180
Pili Rodríguez Álvarez es la propietaria de O Prenda
Publicidad

Pili Rodríguez: “esta tienda en O Barco ayuda a eliminar complejos, aumenta la autoestima y viste a mujeres con tallas desde la 42 hasta la 64”

Las mujeres con curvas, también llamadas mujeres reales o “curvy girls”, “pisan” cada vez con más fuerza. Llevan una talla superior a la 42 y conforman ya todo un movimiento social: llevar una talla grande no significa renunciar a la moda, las curvas lucen. O Barco tiene un establecimiento de referencia para ellas, pionero y especializado en tallas grandes: O Prenda, situado en la calle Doctor Pérez Lista, número 38.

O Prenda es más que un comercio. Su filosofía pasa por ayudar a desterrar complejos. Y lo consigue gracias a su propietaria, Pili Rodríguez Álvarez, una empresaria decidida que rompe moldes: “No hay que tener miedo. ¿Donde está escrito que todas tenemos que ser perfectas, ser 90-60-90? O Prenda aumenta la autoestima de las personas con tallas grandes”, dice.

Pili Rodríguez apostó por la ropa exclusivamente de tallas grandes —desde la 42 hasta la 64— viendo que existía un vacío, una necesidad y mercado para este tipo de prendas. Así, en su tienda se pueden adquirir desde unos vaqueros a vestidos, camisetas, jerseys, sudaderas, chaquetas, prendas con un diseño juvenil, fresco, moderno y actual. Pero también hay un rincón para la ropa interior de tallas grandes y vestidos de ceremonia, siendo esta última sección toda una novedad.

Pili Rodríguez siempre recibe a las clientas con una amplia sonrisa. Su tienda de ropa está impregnada de su personalidad: es una mujer dinámica, atrevida, que arriesga, cargada de energía y vitalidad; cualidades que transmite y contagia a las mujeres que cruzan el umbral de su establecimiento.

Lo tiene muy claro: “Las tallas grandes se asociaron erróneamente a ropa muy amplia, oscura y anticuada. Pero llevar una talla grande no significa nada de eso. No hay que esconderse en la ropa, la ropa tiene que adaptarse a las curvas de cada mujer. Una mujer curvy, es decir, de talla amplia, sí puede llevar estampados, escotes y salir con una prenda sienta bien”.

Comprar en su tienda equivale también a pasar un rato agradable dedicándose tiempo a una misma. Pili Rodríguez asesora a sus clientas para encontrar el look más favorecedor.

¿Qué es lo más especial de la moda curvy en O Prenda?

Lo más especial es recibir a mujeres que vienen con desesperación por no encontrar una talla grande y ver que aquí, en O Prenda, la consiguen; encuentran ropa que les sienta bien y se ven más guapas. Lo que más me gusta es la expresión de sus caras, como se transforma en positiva cuando se prueban la ropa, les gusta y les queda bien. Es más, me lo agradecen. De hecho, cuando van a algún evento me mandan fotos.

¿Cómo define la ropa de O Prenda?

Es una ropa con patrón y tejido de calidad, hecha en España. En cuanto al estilo, está marcado por con una línea clara juvenil, desenfadada, dirigida a mujeres de 30 a 70 años. Es moda casual pero también tengo una sección para eventos, fiestas y ceremonias. También es importante la sección de ropa interior, superior a la copa D. Un mal sujetador puede estropearte un look. Y ahora voy a traer bodies, una prenda que toda mujer curvy debe tener.

De hecho, es la primera tienda especializada en tallas grandes para ceremonias

Sí. Empecé el año pasado y ha sido un acierto porque ha tenido muy buena aceptación. Las mujeres encuentran su talla grande y, al mismo tiempo, vestidos espléndidos que les sientan fenomenal. Además, estoy a punto de recibir una colección espectacular de fiesta con tallas de la 46 en adelante.

O Prenda brilló con luz propia en los últimos desfiles de moda del Centro Comercial Aberto

Tuvieron éxito porque yo no quiero modelos curvy profesionales, sino gente del pueblo que se sienta a gusto como mi ropa y se divierta. No son perchas andantes. No todas somos 90-60- 90. Los cuerpos reales son así y así nos tenemos que querer y lucir.

Es muy activa en las redes sociales y realiza vídeos prácticamente cada semana, ¿qué aceptación tienen?

Empecé a hacer vídeos para dinamizar las ventas pero también para animar a las mujeres que llevan una talla grande a vestirse de otra manera. Cualquier persona los puede ver a través de facebook.

Antes no tenían casi ningún lugar donde comprar. Y ahora sí. Vienen hasta mi negocio desde otras comarcas vecinas, además de Valdeorras.

¿O Prenda ayuda a romper con complejos?

Sí. Los complejos por usar tallas grandes son más antiguos que el hilo negro. Yo quiero romper con eso. Es cierto que las mujeres curvy están de moda pero todavía hay quien se quiere menos por serlo. Yo siempre digo que si se han tenido hijos, por ejemplo, y han engordado: ¿qué pasa, y qué? Aquí encuentran el empuje para que sean ellas mismas, para elevar la autoestima y hallan mucho ánimo para ir con seguridad por la calle. Poco a poco estoy consiguiendo cosas.

¿Hasta dónde le gustaría llegar con O Prenda?

Me gustaría ser un referente en moda curvy en la comarca. Y que las mujeres de talla grande se animen a visitar este establecimiento.

¿Como ve el sector del comercio en O Barco?

Creo que la gente en Valdeorras sigue pensando que comprar fuera es mejor. Se van a centros comerciales y compran ropa hecha en serie cuando en O Barco hay muy buenas tiendas de marcas y complementos, hay muy buena moda. Se van fuera a comprar sin ver lo que hay aquí. Es triste. Por otra parte, las compras por Internet siempre perjudican al pequeño comercio. Pienso que la gente debería involucrarse más con el comercio local.

Se está perdiendo la costumbre de salir de compras e ir a tomar algo. Nunca hay tiempo de nada y cuando lo hay se va a un centro comercial a comprar rápido. El pequeño comercio es mucho mejor, enseña a comprar. Estamos acostumbrados a ropa de usar y tirar. Yo invito y animo a comprar en el pequeño comercio.

(O Prenda es un establecimiento de visita obligada para mujeres que usan tallas grandes. Esta tienda hace posible la belleza del cuerpo natural vistiéndolo con prendas acordes porque “el estilo nada tiene que ver con la talla”).