O Barco debe marcar el 012 para la retirada de nidos de avispa velutina

276
Avispa velutina de un nido localizado en Valdeorras

Los nidos de avispa velutina siguen proliferando. Es ahora, en verano, cuando más se detectan. El Concello de O Barco señala que para su retirada los ciudadanos deben llamar al teléfono 012.

Publicidad

Recuerda que en diciembre de 2019, el Ayuntamiento expresó su conformidad en acogerse al plan de actuación que la Xunta de Galicia acordó con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) para la retirada de los nidos de la avispa velutina en todo el territorio gallego para 2020. Por ello, la empresa pública Seaga es la encargada de atender los avisos de nidos de vespa velutina en el municipio de los que alerten los ciudadanos mediante llamada al teléfono 012.

Publicidad

La atención prestada por la empresa pública Seaga implica, en principio, la retirada o neutralización de los nidos activos en un plazo máximo de 5 días hábiles desde que se produce el aviso a través del teléfono 012.

Publicidad

En dicho plazo podrá ser mayor de 5 días cuando concurran especiales circunstancias, como es el caso de nidos inalcanzables por estar la más de 25 metros de altura o inaccesibles por requerir de permisos de propietarios, permisos administrativos o cualquier otra actuación complementaria.

Publicidad

Además, los ciudadanos alertantes son informados del resultado final de la actuación realizada tras su llamada, mediante mensaje enviado por sms al número de teléfono móvil que proporcionen.

Publicidad

En todo caso, los servicios de emergencias se activan de manera inmediata siempre que los nidos activos están situados en el interior de las viviendas (chimeneas, tabiques, cajas de persianas etc), en lugares de paso de población o en establecimientos singulares o de pública concurrencia como pueden ser escuelas, institutos, iglesias, hospitales, ambulatorios, oficinas públicas, parques infantiles, guarderías, consistorios, pabellones, etc.

Publicidad

Los nidos de avispa velutina son de forma redondeada y de un tamaño superior al de la avispa autóctona. Pueden llegar a medir un metro de alto por 0,8 de ancho. Es una especie invasora que destruye las abejas y son una amenaza para la biodiversidad autóctona.