La Policía Local de O Barco abrió 5 atestados por delitos contra la seguridad vial

Publicidad

Intensificará los controles y vigilancia para detectar infracciones, alcohol y drogas al volante

La conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas está a la orden del día. Las restricciones y el toque de queda, implantados a raíz de la nueva vida nacida de la COVID-19, no ha erradicado las “sustancias” y alcohol al volante. El infractor elige, ahora, otra franja horaria distinta a la nocturna para burlar las normas. Así lo certifica la Policía Local de O Barco, que ha detectado un incremento de casos en horario de tarde, una de las razones por las que aumentará la vigilancia y control.

El jefe de la Policía Local en O Barco, Fernando Lozano, da a conocer que solo en lo que va del mes de marzo, los agentes abrieron 5 atestados por delitos contra la seguridad vial, que fueron trasladados al Juzgado. Concretamente, uno por conducción con pérdida de vigencia de puntos del carné; 3 por alcoholemia positiva y otro por la negativa a someterse a las pruebas de detección de drogas. En este último caso, el conductor se enfrenta a penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior de uno hasta cuatro años.

Publicidad

En lo que se refiere a los tres positivos en alcoholemia, se enfrentan a penas de prisión de tres a seis meses, o con la de multa de seis a doce meses o c trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Publicidad

Teniendo en cuenta los 5 atestados en tan solo 10 días, la Policía Local reforzará los controles en O Barco. Además, hace un llamamiento a la conducción responsable.