La nieve volvió a cuajar en la carretera OU-122, en Casaio

Publicidad

La borrasca Bella provocó un desprendimiento ahora ya eliminado en la N-536, en Carballeda

La nieve volvió a cujar en las zonas altas de montaña de Valdeorras. Esta vez, como consecuencia del paso de la borrasca Bella.

La Guardia Civil de O Barco alertó de la necesidad de extremar la precaución a partir del punto kilométrico 18 de la OU-122, en Casaio (Carballeda), que resultó intransitable a partir del kilómetro 20, provocando el “nivel negro por nieve”.

Publicidad

Además, informó de un desprendimiento que cortó un carril en el kilómetro 36 de la N-536, situación adversa que fue solucionada a lo largo de la mañana.

Publicidad

Bella deja también viento, frío y lluvias intensas en Valdeorras.