La Corporación de A Rúa acuerda solicitar a la Xunta que mantenga cuatro médicos en el centro de salud

Publicidad

La moción fue presentada por el grupo del PSOE al quedarse el servicio con tres profesionales a raíz de una jubilación

La Corporación municipal de A Rúa aprobó por unanimidad una moción del PSOE que rechaza la supresión del cuarto médico en el centro de salud e insta a la Xunta de Galicia a mantener los cuatro profesionales de medicina general que había hasta ahora. Una reciente jubilación dejó el servicio en tres médicos en la localidad.

El portavoz del grupo socialista, Luis Fernández Gudiña, argumentó en la exposición de motivos que A Rúa es un municipio con una población envejecida, con una media de edad que supera los 50,97 años, con dos residencias de mayores y un número de tarjetas sanitarias de 3.736 en las que no están incluidas las de desplazados.

Publicidad

El portavoz socialista detalló que el Plan Funcional del centro, que supone una previsión para la dotación de medios y personal del centro de salud, recoge que se pasa de cuatro a tres dependencias y se recomienda por la Gerencia del Área Sanitaria pasar de cuatro a tres médicos. Fernández Gudiña señaló que ello supondrá una carga de trabajo para los médicos y nuevas necesidades de atención derivadas de la pandemia y el envejecimiento de la población.

Publicidad

El asunto generó debate. La portavoz del BNG, María González Albert, señaló que la Xunta está llevando a cabo un “desmantelamiento planificado” de la sanidad y dijo que se veía venir desde hace meses y que su grupo era conocedor de que ello iba a pasar.

El portavoz del RUA, José Vicente Solarat López, mostró su acuerdo a que se mantenga cuatro médicos en el centro de salud. Señaló que el número de médicos se establece en función de un ratio de población y que, además, “los médicos no salen o se fabrican como los ladrillos”. Valoró que se debe solicitar a la Xunta que se mantenga el cuarto médico porque “es necesario. Esas 3.736 cartillas en un determinado día se pueden convertir en 5.000”.

Argumentó que “no hay ninguna voluntad política de anular esa plaza sino que hay una situación administrativa y sociológica que no ha permitido formar médicos a la velocidad que demanda el mercado de salud“. Y dijo que a corto plazo posiblemente no se podrá encontrar sustitutos porque “un médico tarda ocho años en salir”.

Por su parte, el alcalde, Álvaro Fernández (PP), aclaró su voto a favor argumentando que tiene constancia de que la Xunta va a mantener el cuarto médico. “Nos garantizan desde la Xunta que se conservará. No tienen intención de suprimirlo y la plaza se está cubriendo en función de las posibilidades. El Plan Funcional solo es un documento a largo plazo” y argumentó que hay una carencia de médicos que complica el “abastecimiento” de los mismos.

El pleno también aprobó con la abstención del PSOE una moción del BNG contra la subida generalizada de precios que, dijo, lleva al empobrecimiento.

Durante el pleno se dio cuenta de la renuncia de Germán Alejandre, concejal del BNG al que la Corporación rindió su reconocimiento, y que será sustituido por Marcos Fernández, que acudió al pleno.

El pleno se inició con una entrega de regalos del Ayuntamiento extremeño de Almendralejo que hizo el alcalde a los ediles Luis Fernández Gudiña (PSOE) y José Vicente Solarat (RUA) en nombre de aquélla.

El pleno también aprobó por unanimidad un convenio de colaboración con la Guardia Civil respecto al intercambio de información con la Policía Local para la seguridad ciudadana, que “permitirá dar sus frutos como ocurrió con la reciente operación y detención de una banda que cometía robos”, expresó el alcalde.