Javier Losada: “La variante de O Barco entrará en servicio en 2022”

0
328
Javier Losada, Emilio González Afonso, Alfredo García, Celso Delgado, Moisés Blanco, Mari Carmen González y Enrique Álvarez Barreiro, entre otros asistentes al acto

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha situado la puesta en servicio de la variante de O Barco en otoño de 2022. Ha establecido ese plazo durante el inicio de las obras de la vía, que tiene una inversión de 54 millones de euros.

Acompañado por el subdelegado del Gobierno en Ourense, Emilio González Afonso; y el alcalde de O Barco, Alfredo García; Javier Losada ha subrayado que hoy se da respuesta “a una demanda histórica” con el inicio de los trabajos de conexión de la N-536 con la N-120, en el tramo Sobradelo-O Barco. “Hoy estamos aquí cumpliendo un compromiso. El compromiso del Gobierno, uno más, con Ourense y con Galicia. Un compromiso con O Barco que se traduce en los 54 millones de euros que invertimos en esta variante”, ha declarado.

Publicidad

“Una gran obra por presupuesto y por su exigencia técnica, pues requerirá de la ejecución de cinco nuevos viaductos, entre los que destaca el viaducto sobre el Sil, de 461 metros de longitud, y un nuevo túnel de 490 metros. Esta importante actuación, con un plazo de ejecución de 36 meses y que pondremos en servicio en el otoño de 2022, supondrá un alivio para O Barco y su comarca, pues nos permite desviar los importantes tráficos pesados, generados por el transporte de la pizarra desde las canteras cercanas, hacia la Nacional 120”, ha añadido.

Publicidad

Con la actuación, además, mejora “la funcionalidad, se acortan los tiempos de recorrido y, sobre todo, se gana en seguridad vial, facilitando el transporte de mercancías hacia la N-120 y la futura A-76”. “Sin olvidar que es una oportunidad para las empresas, una oportunidad para crecer, para generar riqueza, para beneficiarse de unas mejores comunicaciones terrestres. Esta obra es sinónimo de calidad de vida para los vecinos de O Barco y para los usuarios de esta vía”, ha subrayado.

El proyecto, que en uno de sus nudos albergará el paso de la futura autovía A-76 entre Ourense y Ponferrada, tiene una alta complejidad técnica. El tramo tiene una longitud aproximada de 5,6 kilómetros y se compondrá de dos partes diferenciadas. La primera sección, de 3,3 kilómetros, es un acondicionamiento y mejora de la N-536 desde Sobradelo. El segundo, de 2,3, será un subtramo de nueva construcción, que conectará con la N-120 mediante dos viaductos y un túnel.

Publicidad

La actuación incluye todas las medidas necesarias de integración ambiental y protección del patrimonio cultural del antiguo Ponte de Candis, de la explotación aurífera romana de A Veiga y la creación de un paseo peatonal y vía ciclista segregada a lo largo de la N-536.

El delegado del Gobierno ha recordado que entre enero y agosto de este año los compromisos con las infraestructuras de Galicia alcanzan ya los 419 millones de euros entre obras licitadas y ejecutadas, más que en el mismo periodo del año pasado, como ejemplo inequívoco del compromiso con la Comunidad.

Mari Carmen González, Celso Delgado, Moisés Blanco, entre otros miembros del PP

Sólo en carreteras, Javier Losada ha apuntado que, hasta diciembre, el Gobierno habrá invertido 216 millones de euros, de forma bianual, en las carreteras gallegas, tanto en obra nueva como en conservación y mejora. “Nuestro compromiso es lograr una Red de Carreteras de Estado renovada, segura y acorde a los nuevos usos de movilidad”, ha dicho. En concreto, en 2018 se ha actuado en 112 kilómetros en la provincia de Ourense, un 21% de los 525 kilómetros que tiene el Estado en la zona.

Publicidad

En la autovía A-76 (Ponferrada-Ourense), también ha habido importantes avances. “Ya se han sometido a información pública los proyectos de trazado de los tramos: Villamartín de la Abadía- Requejo en la provincia de León y A Veiga de Cascallá-O Barco de Valdeorras en la provincia de Ourense”, ha proseguido. Por tanto, avanzan de forma significativa los proyectos de los tramos 1 y 3 de la A-76, que permitirán agilizar la conexión entre la A-6 (El Bierzo) y Valdeorras, “reduciendo de forma muy significativa los tiempos de recorrido y mejorando la seguridad vial, lo que permitirá impulsar y dinamizar su pujante economía”, ha abundado.

“La A-76, junto con la obra de la variante de O Barco, que hoy estamos iniciando, enlazarán en una zona muy próxima al punto en el que nos encontramos, suponiendo un salto definitivo en las comunicaciones viarias de Valdeorras”, ha insistido.

Sobre la autovía Lugo-Ourense (A-56), ha concretado que el tramo A Barrela-San Martiño tiene un grado de ejecución de un 67%. Además, se sigue avanzado en la redacción de los proyectos de la A-56, tanto el  tramo Ourense-Cambeo como el Cambeo-San Martiño.

El Gobierno ha aprobado el proyecto de construcción de la primera fase de la variante Norte de Ourense con un presupuesto de 34 millones de euros, pendiente de trámites expropiatorios.

Junto a estas obras, existen diversos proyectos de conservación para la rehabilitación del firme de la autovía A-52 y de la N-120 principalmente. Está en redacción y pendiente de ser sometido al trámite de información pública, un proyecto de trazado para la construcción de carriles adicionales de adelantamiento en la N-120 entre Os Peares y Ourense,

También se someterán a información pública en los próximos meses los proyectos de trazado de un nuevo enlace de mejora de la seguridad vial y la movilidad en la N-525 en Ribela, y en Vilamartín de Valdeorras en la N-120. Está en su fase final de redacción el proyecto para la construcción de un nuevo enlace en la N-120 en A Rúa.

“Por tanto, como pueden comprobar, hay un compromiso firme del Gobierno de España con las infraestructuras de Ourense. Lo subrayamos hoy aquí con el inicio de estas obras y lo reafirmamos con las inversiones que nos permiten seguir avanzando en la conservación de nuestras vías y en la construcción de nuevas carreteras”, ha zanjado.