Valdeorras respondió a la llamada del tren: la gran caravana

Publicidad

La movilización en coche convocada por BNG y CIG contó con la participación de 91 vehículos

Valdeorras se movilizó en defensa del tren, contra la supresión del despacho de venta de billetes en ventanilla y para reivindicar los servicios ferroviarios como esenciales para garantizar las comunicaciones en la comarca.

El BNG de Valdeorras y el sindicato CIG fueron los que orquestaron la movilización, secundada por numerosos vecinos que circularon en una interminable caravana de vehículos (concretamente, 91) entre O Barco, Vilamartín y A Rúa.

Publicidad

A golpe de bocina, con banderas, globos, pancartas y megafonía, los vehículos se hicieron notar en la reivindicación de los servicios ferroviarios.

Publicidad
Publicidad

La lluvia no desanimó en esta gran cita por la defensa del tren.

Fue en la estación de autobuses de A Rúa, situada junto a la estación del tren de la localidad, donde se procedió a la lectura de un manifiesto, al que puso voz el nacionalista Suso Vilasánchez.

Vilasánchez señaló que ya hace tres días se cumplió la “amenaza” de Renfe, anunciada tiempo atrás, del cierre de la ventanilla del despacho de billetes, sustituida ahora por una máquina expendedora. Es la primera vez en su historia, indicó, que no hubo este servicio.

Al citado cierre, dijo, hay que añadir “la intencionada demora para dotar a Galicia de un tren de Alta Velocidad”, el desmantelamiento de líneas y servicios y el hecho de dar prioridad a la vía que cruza A Gudiña en detrimento de la que une A Coruña y Palencia a través de Valdeorras.

Estimó que la pandemia fue aprovechada por Renfe para dejar a Valdeorras incomunicada, teniendo en cuenta que se han eliminado trenes como el Alvia nocturno y que, en este momento, “únicamente contamos con un regional de ida y vuelta entre Vigo y Ponferrada”.

“Queremos que RENFE haga honor a su función de servicio público y deje de usar el rendimiento económico como argumento para el cierre de las estaciones”, remarcó.

Finalmente, recordó el sentido de la “caravana-protesta” en defensa del tren: la recuperación de la venta de billetes en ventanilla en las estaciones de A Rúa-Petín y de O Barco y la recuperación de los trenes eliminados en la última década.

La movilización obtuvo muy buena respuesta entre los vecinos y vecinas de Valdeorras.

También estuvo Aurentino Alonso, concejal socialista del Concello de O Barco; el alcalde de Vilamartín, Enrique Álvarez Barreiro, y el concejal socialista de A Rúa Luis Fernández Gudiña.

Aurentino Alonso destacó la pérdida de servicios. “Ya no circulan trenes que pasaban a primera hora de la mañana muy necesarios. Hay una comunidad de estudiantes que tiene dificultad para viajar hacia Galicia por falta de servicios”.

Valdeorras respondió a la llamada en defensa del tren.