Un mosaico en el “Martaguisela” une a todas sus generaciones

Publicidad

Fue realizado con azulejos bajo la “batuta” del ex alumno y artista Chere y participaron alumnos del presente, pasado y futuro

El 50 aniversario del Instituto Martaguisela volvió a ser la razón poderosa para unir sobre un mosaico a una representación de las diversas generaciones de estudiantes, también las venideras.

Las manos de alumnos, ex alumnos y los que comenzarán el próximo año en el centro, se aliaron para, tesela a tesela, confeccionar un gran mural cuya dirección estuvo a cargo del ex alumno y artista Chere (Gerardo Rodríguez).

También quisieron participaron de forma simbólica el alcalde de O Barco, Alfredo García, y la concejala de Cultura y Educación, Margarida Pizcueta.

Publicidad
Publicidad

La buena disposición de los participantes marcó la jornada.

Chere (Gerardo Rodríguez), que ha dirigido la colocación de otros mosaicos en centros escolares y el entorno del río Sil, aclaró que esta vez se involucró como ex alumno sin dudarlo un segundo, teniendo en cuenta lo mucho que ha significado y lo especial que tiene el Instituto para los que han cursado aquí estudios.

Publicidad

“Es un orgullo, el centro forma parte de nuestras vidas”, expresó.

Explicó que el mosaico simboliza “lo que se hace en el instituto, leer y estudiar”, de modo que “son figuras de personas que están leyendo, en diversas posturas”.

“La profesora de Música, Marta, sacó fotos a alumnos y “se han inmortalizado. También, hay una zona con el 50 del logotipo del Instituto”, indicó Chere.

“Simboliza presente, pasado y futuro”, añadió Chere. No en vano, alumnos del “futuro” acudieron procedentes del Colegio Otero Pedrayo y el “Julio Gurriarán”, pues el año que viene ingresarán en el centro.

Del presente participó el alumnado del “Martaguisela” y del pasado hubo una representación de distintas generaciones, entre ellos los de la primera, como José María Rodríguez y Eduardo Ojea (“Potolo”).

Chere señaló que se cumplieron todos los protocolos anti-COVID resultando fácil debido a las dimensiones de la fachada principal y la posibilidad de establecer la distancia social.

Todo salió a la perfección.

Por su parte, la directora del “Martaguisela”, Carmen Gamarra, explicó que la primera promoción era realizar una fiesta más completa.

“Por el momento, debido a la pandemia no se puede hacer, de modo que vamos realizando. Esperaremos a ver si es posible una comida dentro de unos meses que sea posible”.

Recordó que una fecha tan señalada, como el 50 aniversario del Instituto no se pueden pasar por alto.

Citó la plantación de un olivo, la colocación de la placa de los 50 años y ahora el mosaico, destacando la colaboración de Chere y también del Concello de O Barco.

En cuanto a la exposición de fotografías y material, sigue evaluando la posibilidad de que se puedan incorporar a través de las redes sociales del centro.

Fue un día muy agradable para todas las personas que participaron en este gran mural.

El mosaico de la fachada recuerda ahora que el centro estuvo, está y seguirá vivo.