Los Íñigos clausuraron las fiestas más atípicas de O Cristo en O Barco

511
Los Íñigos

El programa cultural se desarrolló al aire libre con un protocolo de seguridad sanitaria, con control de aforo y vigilancia de la Policía Local

El día de O Cristo en O Barco, jornada festiva, discurrió como estaba previsto, acorde al programa cultural diseñado por el Concello para que esta fecha tan señalada no pasase desapercibida. Los tiempos de COVID lo dictaron así. Los Íñigos fue el grupo local encargado de poner música a la clausura del programa cultural y festivo.

Publicidad

El Campo da Festa fue el lugar elegido para este concierto, dominado por la mascarilla, la distancia de social a través de las sillas y un punto de control a la entrada y salida del recinto.

Dos agentes de la Policía Local de O Barco se encargaron de velar por el cumplimiento de los protocolos de seguridad sanitaria y el aforo limitado, tal y como ya hicieron en los conciertos anteriores.

El programa cultural festivo de O Cristo, al aire libre, reveló la posibilidad de olvidar, al menos por unas horas el negro panorama de la COVID-19, compatibilizando así la prevención con el disfrute acústico.

Los Íñigos volvieron a dar el “do de pecho” con versiones de canciones conocidas de varias décadas.

Publicidad

Y esta vez, si cabe con más ilusión, teniendo en cuenta el contexto: las fiestas más atípicas de la historia de “O Cristo” y el hecho de que la pandemia acabó con los conciertos en los últimos meses.

Los asistentes disfrutaron de esta velada de clausura.

El sonido de la música se expandió por O Barco evocando las verdaderas fiestas.

Habrá que aguardar al próximo año para comprobar, si la COVID-19 permite recuperar la esencia de las fiestas de O Cristo, este año reconvertidas en un programa cultural hecho a medida para estos nuevos tiempos.

O Barco tuvo su “pequeño Cristo”, el primero atípico de su historia.