“Hay que replantear la financiación y modelo del GES”

Publicidad

La Corporación municipal de O Barco aprobó el convenio necesario para la continuidad del Grupo de Emerxencias Supramunicipal

La Corporación municipal de O Barco aprobó por unanimidad la adhesión al convenio con la Xunta, Diputación y Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) para la financiación del GES (Grupo de Emerxencias Supramunicipal). Esta vez, la partida que recibirá O Barco se incrementa en 37.000 euros con respecto a 2021.

El portavoz del grupo municipal del PSOE, Aurentino Alonso, desgranó que el GES en O Barco tiene un coste de más de 315.000 euros de los que un 51,53 por ciento corre a cuenta de la Xunta; un 40,82 por ciento lo asume la Diputación y el 7,65 por ciento, el Concello.

Alonso citó la amplia función del GES, que interviene en múltiples tareas, tanto de emergencias como la prevención del incendios forestales, retirada de animales muertos o abandonados, recogida de materiales nocivos para la salud etc. “No solo asumen emergencias sino también labores propias del Concello”, argumentó, destacando así la importancia de la adhesión al convenio.

Publicidad

Por su parte, el portavoz de Riada Cidadá, Félix García Yáñez, recordó que el Concello de O Barco aporta 24.000 euros para la financiación del GES. Sin embargo, si “es supramunicipal, ¿qué pasa que al resto de los Concellos de la comarca donde opera el GES, no se les va a cobrar nada?“, preguntó subrayando que habría que “hilar más fino” para corregir lo que estima una desigualdad. También puso en duda el papel de la FEGAMP “porque no aporta desde el punto de vista económico”.

La portavoz del PP, Sabina Aguado, insistió en que apenas hubo margen de tiempo para estudiar a fondo el convenio, al que dio el visto bueno porque el GES “es un servicio del que no podemos prescindir y se está prestando con bastante efectividad”.

El alcalde, Alfredo García, recordó su condición de representante de la Mesa de Seguimiento de la FEGAMP relativa a los GES. En este sentido, dio a conocer que este año hubo “bastantes problemas con los convenios del GES”, detallando que, después de una reunión, los Concellos “solicitamos más dinero pues nos está costando mucho. Y ello porque en los últimos años hubo subidas salariales, se paga en función de los convenios colectivos de cada concello etc. Pedimos que se incrementasen los fondos en 50.000 euros y, al final, se aumentaron en 40.000, que no son reales porque el Concello pone el 7 65 por ciento y por tanto recibiremos 37.000 euros más que el año pasado. No cubre todos los costes, pero ya se empieza a aproximar a los costes reales del GES”, apostilló el regidor.

Publicidad

En este sentido, citó que el único convenio de las cuatro provincias gallegas que contempla ese incremento es el de Ourense.

Destacó que sí tiene sentido el papel de la FEGAMP, pues representa a todos los concellos aún cuando no ponga fondos y desde la puesta en funcionamiento de los GES, en 2013, es clave en la coordinación del servicio en los concellos.

Alfredo García informó que en la última reunión de diciembre de los concellos de la Fegamp se acordó que en febrero se retomaría la negociación para que se replantee no solo la financiación sino el modelo de los GES.

Publicidad

“Vamos a barajar todos los modelos posibles porque lo que queremos todos los municipios es la estabilidad. El servicio no puede estar sujeto a que cada dos o tres años haya que adherirse a convenios que resultan ser los mismos del año anterior. Incluso sería preciso que los fondos llegasen directamente a los Concellos y no soportar una larga burocracia de papeleo para justificar continuamente todo”.

Indicó que todos los Concellos de la Fegamp consideran que “no podemos estar esperando al mes diciembre para saber si hay convenio. Porque el personal es de los concellos y hay que pagarles, y si no hubiese convenio habría que pagarlo íntegramente el Concello”.

Publicidad

En cuanto a las razones por las que otros concellos de la comarca no abonan el servicio, respondió al edil de Riada Cidadá argumentando que así se pactó en 2012, durante la negociación, puesto “que iba a ser un lío a la hora de determinar si iban mucho o poco a otros municipios. Se decidió que lo financiarían los concellos donde tienen base el GES porque, además, hacen otras labores municipales en beneficio de los concellos en los que están implantados”.

La Corporación municipal también aprobó definitivamente el presupuesto municipal de 2022 después de rechazar en el pleno alegaciones presentadas por el sindicato USO sobre la reduccción de la temporalidad, el aumento de la plantilla de la Policía Local y la conversión en personal funcionario a trabajadores fijos. El rechazo se produjo teniendo en cuenta que no figuraban en la relación de motivos o supuestos legales que pueden dar pie a las alegaciones.