Eva Abal, la bloguera que inmortaliza el mundo en “Una idea, un viaje”

Publicidad

La escritora ruesa ha recorrido incontables países, es una gran embajadora de Valdeorras y estima que la comarca tiene recursos suficientes desde el punto de vista turístico

Su “casa” ha sido el mundo, hasta que llegó la pandemia. La pasión por viajar, su espíritu aventurero y su valentía la llevó a echar la mochila a la espalda hace ya 9 años para vivir e inmortalizar otras latitudes. Con miles de kilómetros en sus pies, ha retratado a través de la escritura su mirada sobre la belleza, vida, recursos y costumbres de incontables países. Eva Abal Terrón, de A Rúa, es la autora que alumbró Una idea, un viaje, una publicación de referencia que ha conquistado el éxito y el corazón de los viajeros.

La joven trotamundos encandila con sus relatos. Se ha empapado de la magia de cada rincón del Planeta y la ha sabido transmitir, con un toque siempre muy personal, sensibilidad, esfuerzo y dedicación. Pero también es la gran embajadora de su tierra, Valdeorras, cuya imagen proyecta de forma sobresaliente.

Publicidad

Eva Abal Terrón, que siempre ha considerado que viajar abre la mente y ayuda a ser una persona respetuosa, es ingeniera de Telecomunicaciones, rama de las ciencias que aún cuando podría parecer que no tiene que ver con la escritura sí ha sido un complemento muy valioso en su día a día y su actividad profesional. El saber no ocupa lugar y su carrera le ha aportado conocimientos muy útiles y otra perspectiva a la hora de afrontar cualquier problema, la vida misma.

Publicidad

La autora de “Una idea, un viaje” comenzó esta publicación en formato de blog y hoy ya es todo un medio de divulgación especializado en la materia. Llega a las “entrañas” del mundo para inmortalizarlo y acercarlo a los lectores. “Saber que puedes trasladar a otras personas a un destino me parece algo mágico”, valora Eva Abal.

Eva Abal derrocha energía, vitalidad e ilusión en su tarea, aún cuando la pandemia ha obligado a paralizar su vida viajera. Eso sí, ha comenzado a escribir una novela que promete.

Ahora vives de tu publicación de forma profesional, vives de ella, ¿te sigues definiendo como bloguera?

Es mi forma de vida. Sí, me defino como bloguera porque fue el motor que me orientó hacia la escritura de viajes. Además de escribir, desarrollo campañas de promoción turística para dar a conocer destinos y trabajo para otros medios.

Publicidad

“Una idea, un viaje” ha evolucionado. Es todo un medio de divulgación…

Yo lo veo como si fuese un hijo que llevo 9 años criando y dándole cariño. Ahora es cuando sí se está convirtiendo en lo que yo quiero que sea. Es un medio de divulgación que obviamente tiene contenido personal, en cuanto a mi visión sobre los diversos lugares, con datos objetivos pero también muy subjetivos porque el concepto de feo o bonito siempre es subjetivo.

Eres toda una trotamundos. En 2015 te embarcaste en una vuelta al mundo sola, después seguiste viajando, ¿has llegado a recorrer el mundo entero?

No (se ríe). Ojalá. Me faltan todavía muchos países. He viajado en estos últimos años. En octubre de 2018 hasta 2019 me fui con mi pareja a Argentina, Chile, Bolivia y Paraguay. Nos dedicamos muchos meses a estos países. También estuvimos en tres archipiélagos de la Polinesia Francesa. En enero de 2020 estuvimos en Portugal, nos detuvimos en el Entroido de Xinzo de Limia y llegó la pandemia. Se paró todo.

Publicidad

Y hablando de pandemia, ¿cuándo crees que pasará. Nos ha hecho valorar los viajes, el paisaje, la vida…?

Me gustaría ser más optimista pero creo que van a pasar años hasta que vuelva la vida como antes. Esto nos ha hecho reflexionar y apreciar más lo que tenemos cerca, tanto en Galicia como en el resto del país. España es muy variada, muy rica en culturas, gastronomía y naturaleza. Por desgracia gracias al virus, la gente se ha parado más a ver lo que tiene alrededor. Nos va a costar más retomar los viajes internacionales porque hacen falta PCR, cuarentenas etc. Hasta que se normalice la vida y haya una inmunización global nos concentraremos más en destinos cercanos. Ojalá me equivoque, pero creo que va a ser así.

Has triunfado con “Una idea, un viaje”, ¿esta es la meta?

Realmente hay mucho esfuerzo detrás, aún cuando no se vea o no siempre se valore. Tal y como estoy, estoy bien. Sí es cierto que siempre se busca llegar a más gente y convertirse en un referente de determinados destinos. He dejado un poco de lado escribir de todos los lugares a los que voy para ser más selectiva y escribir de lo que más me gusta, de lo que más conozco y de lo que más me reporta.

Al principio viajabas sola por el mundo y desde 2018 lo haces con tu pareja, que se dedica a la misma actividad profesional que tú. ¿Es una ventaja?

Es diferente. Es cierto que me gusta viajar sola, pero en pareja también lo vives de otra manera porque después puedes tener una memoria compartida, recordar muchos momentos juntos. Es muy bonito.

¿Cómo te defines?

Soy muy aventurera y muy flexible. Me apunto a cualquier bombardeo. Ahora porque estamos en pandemia, pero participo de cualquier plan o ruta. Me encanta la improvisación, ir a un sitio con tiempo para improvisar, reservar la primera noche en un lugar y después dejarme llevar por lo que me recomienden en un lugar. Siempre me gustó viajar. Esa adrenalina de no saber cuál es el plan para mañana me gusta mucho, me divierte. Hay gente que se agobia y quiere un viaje totalmente organizado. Esto es muy respetable, pero no es mi caso.

Has recorrido muchos países pero también eres toda una embajadora de Valdeorras y Galicia…

Qué mejor que nosotros, que las personas que vivimos aquí para hacer embajadores de lo nuestro. Me parece que Valdeorras es una comarca infravalorada a la que nunca se le ha dado un protagonismo, promoción turística que echo en falta. Así como por ejemplo en A Veiga sí que han puesto ese granito de arena, en otros municipios no se ha hecho la mismo. La verdad que Valdeorras tiene muchísimos recursos. Ya solo por la Denominación de Origen se podría hacer cosas bonitas de enoturismo, combinando naturaleza, rutas y vino. Ofrece muchas opciones y variadas y se merece estar en el mapa. Valdeorras es muy bonito.

¿Qué aconsejas visitar de Galicia?

De Galicia siempre que me preguntan recomiendo Valdeorras. También la Costa da Morte y A Mariña Lucense, ambas con acantilados espectaculares. Me gusta mucho esta última zona pero cada lugar tiene su encanto y Galicia ofrece muchas posibilidades.

¿Cuál es el continente más atractivo para tí?

Cuando comencé me encantaba ir a Asia pues cada país es un mundo. Pero en Sudamérica me pasa algo diferente y es que compartimos idioma. La oportunidad de ir a un país muy diferente del nuestro pero con el mismo idioma te da todas las posiblidades: conversar con la gente, que te cuenten historias; aprendes. Si vas a Tailandia, al final siempre hay una limitación del idioma porque si un señor de un pueblo no sabe inglés, no te va a poder contar su historia. Pero vas a Chile, por ejemplo, te vas a poder empapar de toda la cultura, algo que me resulta muy atractivo. Me gusta escuchar a la gente, conocer la etnografía y costumbres y con el idioma en común se rompe la barrera más fácilmente.

¿Cuál es el sitio que más te ha sorprendido?

Chile y las islas de la Polinesia Francesa. He estado en Hawai, dos veces en Isla de Pascua y toda la cultura que rodea a esta civilización me resulta muy atractiva.

¿Dónde te gustaría viajar que no hayas viajado?

Uno de los viajes que quedó pendiente del año pasado que era un circuito por Armenia, Azerbayan y Georgia. Ahora va a estar complicado por el golpe de estado en Armenia.

En cada artículo desgranas la magia de cada lugar sin quedar en la superficie, ¿cuál es el secreto?

Hay destinos que me cautivan. Antes de escribir de cada lugar leo bastante, me documento. Eso ralentiza mi trabajo pero el resultado es mucho mejor. No me gustar leer cosas de Galicia que no se corresponden con la realidad y entonces pienso que no me gustaría que al leerme se produzca esa sensación. Por respeto cada lugar, a la gente, los pueblos y su patrimonio. Lo mínimo es escribir desde el conocimiento y el respeto.

¿Cuál es tu sueño o tu proyecto?

Estoy escribiendo una novela. Es un conjunto de historias autobiográficas con algunas partes de ficción, que entremezcla vivencias que nunca he relatado de mis viajes. El objetivo es terminarla en unos meses e intentar publicarla. Tiene misterio, aventura y una parte intimista. Publicarla sería algo muy especial pues es algo que llevaba postergando durante bastante tiempo. Escribir es una tarea de pico y pala, una labor diaria. Y estoy en ello.

Vives en Santiago, pero eres de A Rúa, ¿Cuál es tu mirada sobre tu tierra?

A Rúa es mi tierra, un municipio muy bonito. Le falta explotar su potencial. El turismo es un recurso para cada lugar, mueve la economía de forma transversal (hoteles, bodegas, restauración, comercio etc). A Rúa y Valdeorras tienen un montón de cosas interesantes, pero no se explota. Me encantaría que la gente visitase Valdeorras. Hay que poner en valor la comarca desde el punto de vista turístico.

“Una idea, un viaje” seguirá trasportándonos a otros lugares.

Sí. A mí me gratifica escribir, me hace sentir bien. Contar a otros a través de mis ojos, el saber que puedes trasladar a otras personas a un destino me parece algo mágico. Me hace sentir bien poder comunicar.

¿Si mejora la situación epidemiológica viajarás este año?

Me gustaría. Pero hay incertidumbre. Y pongo un ejemplo. En enero de este año tenía previsto ir a Chile y al final hubo que aplazar el viaje porque para el acceso al país además de hacer una PCR había que cumplir 15 días en cuarentena. Fue inviable.

Eres una ingeniera de telecomunicaciones que dio un giro de 360 grados…

La carrera me ha dado unos conocimientos y una forma de resolver los problemas a nivel práctico, incluso aquellos de la página web con los que no es fácil lidiar. A pesar de lo mucho que me gusta escribir, soy muy “friki” (se ríe), me gustan mucho las matemáticas, la ciencia y a veces echo de menos mi trabajo en telecomunicaciones, un trabajo que no me permitía tener la libertad que tengo ahora mismo de poder elegir dónde estar.

(Eva Abal Terrón ha retratado en “Una idea un viaje” países como Ecuador, Bolivia, Perú, Argentina, Chile y Uruguay, Isla de Pascua, Polinesia Francesa, Nueva Zelanda, Sidney  y  sudeste asiático, Indonesia, Singapur, Malasia, Tailandia, Laos, Vietnam e India, entre una larga lista. Ha vivido a fondo las costumbres de otros lugares. Pero también ha llegado a las entrañas de Galicia y de su tierra, Valdeorras. Toda una mujer con el mundo a sus pies.)