Enrique Álvarez: “La presa de Valencia do Sil iniciará obras que dotarán de mayor seguridad a las compuertas”

Publicidad

El alcalde de Vilamartín señala que el motivo de la rotura de una de ellas el pasado mes de febrero está en el antiguo y deficiente sistema de anclajes

La rotura de una de las compuertas de la presa de Santiago en Valencia do Sil el 22 de febrero de este año se produjo debido a una deficiencia del antiguo sistema de anclajes. El alcalde de Vilamartín, Enrique Álvarez Barreiro, señala que, el jefe de zona de Iberdrola visitó el municipio en los últimos días para dar a conocer el estudio que concluye los motivos por los que reventó la compuerta y, al mismo tiempo, solicitar los permisos pertinentes para realizar obras de mejora.

Publicidad

Enrique Álvarez Barreiro relata que los contrafuertes, piezas de hormigón que soportan el peso de la presa y la elevación de las compuertas, tienen unos dos metros de ancho en cuya parte central llevan una estructura metálica. Sobre esta última, en cada lateral, engancha el émbolo que impulsa o mueve el sistema hidráulico. Es dicho enganche la razón por la que reventó la compuerta.

Durante la revisión de la presa, cuenta el alcalde, se observó que la parte soldada con esa estructura es una platina de hierro de unos dos centímetros de espesor que está sujeta solo por la parte delantera “ya que por la parte trasera hay hormigón y no se puede manipular. En su día, cuando se colocó, tendría que haber realizado un corte abierto para soldar la placa metálica también desde la parte trasera. Pero solo había un cordón superficial por el frontal, de modo que la compuerta no estaba suficientemente bien amarrada y salió despedida”.

Publicidad

El alcalde señala que Iberdrola va a a iniciar obras para mejorar la seguridad y reforzar todas las compuertas de la presa de Valencia do Sil para evitar roturas. “Se trata de una obra importante, que dará comienzo en breve, pero que se va a alargar bastante en el tiempo, posiblemente hasta el año que viene”, aclaró el alcalde de Vilamartín.

Las obras podrían tener un impacto sobre especies arbóreas del entorno. “Preocupa que van a tener que bajar un metro más el nivel del embalse de modo que esto podría significar que diversas especies podrían estar en peligro. Al menos, así lo estiman los técnicos”, detalla Álvarez Barreiro, para concluir que “habrá que ver el impacto”.