El BNG rechaza la “invasión” de parques eólicos en Valdeorras

Suso Vilasánchez, Avelino Fernández, María Albert y Roberto Quiroga
Publicidad

Afirma que hay 10 proyectos que tendrán un impacto medioambiental serio en la comarca y proyecta unas jornadas informativas

La diputada del BNG María Albert presentó acompañada del responsable comarcal de la organización en Valdeorras, Roberto Quiroga, y los concejales de A Rúa y O Barco, Avelino Fernández y Suso Vilasánchez, respectivamente, la postura de la formación nacionalista en relación a los 10 proyectos eólicos que se están tramitando en este momento entre la Xunta de Galicia y el Gobierno Central y que afectan directamente a Valdeorras.

Albert criticó la “invasión eólica” a la que las distintas administraciones pretenden someter a Valdeorras a través de diversos megaproyectos que suman hasta 117 aerogeneradores y 16 torres para una potencia total de 840 MW cuadriplicando en un solo año el potencia total hoy
instalado en toda la provincia de Ourense.

Publicidad

La diputada nacionalista criticó la fragmentación de proyectos para evitar trámites y garantías ambientales y en ese sentido destacó el de la noruega Statkraft (que instalará 445 Mw en los parques de Prada, Barjas y Rebordechao) y el de la española Avintia (que con los parques de Helada, Neboada, Treboada, Orballeira y Ventumelo instalará 60 molinos para 250
Mw).

Publicidad

Desde el BNG destacaron el impacto ambiental de todos estos proyectos (sumados al de Cernego (Vilamartín) y al publicado en el BOE de la pasada semana de Alto Cabrera de 124 Mw para 29 aerogeneradores).

Argumenta que los proyectos llenarán Valdeorras de torres de hasta 200 metros y de hasta 4 nuevas líneas de alta tensión y suponen al tiempo afecciones sobre lo terreno, el patrimonio, espacios protegidos como los de Trevinca y Ancares-Courel, el Camino de Santiago, la Ribeira Sacra, diversos elementos arqueológicos y patrimoniales, varias especies de animales en peligro de extinción y distintos humedales, manantiales y cursos de agua.

Publicidad

Por su parte Roberto Quiroga destacó que el BNG está manteniendo reuniones con distintos agentes sociales y afectados por los eólicos y que iniciará una jornadas formativas e informativas para tratar el tema en profundidad. Al tiempo, lamentó que la falta de la “mancomunidad de ayuntamientos impida que exista una postura común de Valdeorras frente a esta agresión”.

Para finalizar, María Albert destacó que “El BNG es una fuerza política seria que defiende el uso de las energías renovables pero a través de un modelo respetuoso con el medio ambiente, adaptado a las necesidades energéticas y con herramientas de retorno económico y social”.

Señaló también que los nacionalistas han presentado en el Parlamento distintas iniciativas reclamando un nuevo plan sectorial eólico “que excluya realmente las zonas de alto valor ambiental y garantice la participación pública en los beneficios del sector”.

La diputada nacionalista subrayó que a día de hoy Galicia ya produce más del doble de energías renovables de las recomendaciones de la UE para 2030 y cuestionó que un país excedentario en energía tenga que llevar a cabo un modelo tan explosivo de desarrollo eólico”.