El alcalde de A Rúa da cuenta en el pleno de mejoras en O Aguillón y el acceso al Barranco Rubio

Publicidad

También anunció el acondicionamiento de la calle Coballo durante una sesión que contó con la incorporación de un nuevo secretario municipal

La Corporación municipal de A Rúa desarrolló su pleno ordinario. En esta ocasión, la sesión discurrió sin grandes sobresaltos ni desacuerdos. Y con una novedad: la incorporación de un nuevo secretario. Durante la misma, el alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández, dio cuenta de nuevas inversiones con respaldo de la Diputación provincial.

Publicidad

El regidor citó un convenio del Concello con la Secretaría Xeral de Deportes para el acondicionamiento de infraestructuras deportivas de O Aguillón por un valor de 44.000 euros de los que 11.000 serán aportados por el Concello. Se destinará al arreglo de espacios deportivos como una pista de tenis, del campo de fútbol, nuevas torres de iluminación, un foso para salto así como otras infraestructuras. “Son varias mejoras que abarcan la mejora de distintos deportes”, puntualizó.

También reveló que la se va a proceder al acondicionamiento de la primera fase de la calle Coballo, con una inversión de 125.000 euros, que contempla la incorporación de nuevas aceras después de otras obras recientes para dotarla de mayor amplitud. Los fondos son aportados por la Diputación provincial que también suma otros 44.000 euros para la mejora de la subida al Barranco Rubio, lugar de interés turístico para el municipio y que acusa deterioro en el vial de acceso que “hoy lo hace prácticamente impracticable”, según recalcó el alcalde.

Publicidad

Álvaro Fernández detalló, a su vez, mejoras para la calle Mazaira y la dotación de un cruce peligroso para escolares, también con inversión de la Diputación provincial.

Publicidad

Al mismo tiempo, informó del convenio con el Sergas para el futuro centro de salud y del convenio con la Diputación para el reconocimiento y pago de deudas.

La portavoz del BNG, María G. Albert, dijo alegrarse de la inyección económica de la Diputación para el desarrollo de proyectos, poniendo por delante que cuanta más inversión mejor, si bien puso en tela de juicio el reparto de fondos, haciendo alusión a la ausencia de los mismos en tiempos pasados cuando no gobernaba el PP. “Ahora hay posibilidades para acceso a fondos que en otras legislaturas no había”, puntualizó.

Publicidad

Al mismo tiempo, preguntó por una subvención recibida para la BacoFesta y cómo se va a ejecutar dicha partida o si habría una comisión de Cultura para abordar este tema, a lo que el regidor respondió que es pronto para evaluarlo porque hasta agosto hay que ver cómo evoluciona la pandemia.

María G. Albert también se interesó por el convenio del Concello de A Rúa con el Sergas, del que se dio cuenta en la sesión, para la construcción del futuro centro de salud, en cuanto a las cargas y obligaciones de la institución municipal.

El regidor puntualizó que el Concello debe realizar un trámite en el Registro para “separar la parcela” y ponerla a disposición de Sanidade.

Publicidad

Albert preguntó por las talas realizadas en O Aguillón, señalando que “siguen allí los árboles talados”, a lo que Álvaro Fernández, respondió que estaba prevista la retirada esta semana por parte de la empresa que ejecuta los trabajos.

La portavoz del BNG también solicitó información al alcalde sobre del albergue de los peregrinos, utilizado para dar cobijo a una persona sin vivienda. El alcalde justificó que teniendo en cuenta que no se está utilizando todavía para los peregrinos, se facilitó un techo provisional a una persona que estaba durmiendo a la intemperie, haciendo así una obra social.

Durante la sesión fue aprobado por unanimidad de todos los grupos el “convenio CIUGA”, tal y como se hace todos los años para el desarrollo de las pruebas de selectividad.

Además, fue rechazada una moción del PSOE sobre el reparto de los fondos “Next Generation”, por entender, según el grupo de gobierno, “que todavía no sabemos cómo va a ser o cómo nos afecta”.