Alfonso Blanco: “Nos hace falta reír y Cuñados es humor”

Alfonso Blanco, productor de "Cuñados"
Publicidad

El director de Portocabo presentó en A Rúa su primera película que ocupa en solo tres días el octavo puesto de recaudación del ranking nacional

Alfonso Blanco, director de la productora Portocabo, protagonizó el estreno de “Cuñados” en el Centro Cultural Avenida de A Rúa, su primera película después de series de televisión de éxito como Mareas Vivas, Padre Casares o Hierro, entre otras muchas.

Media hora antes de la proyección, hubo sesión “photocall” con alcaldes, concejales, amigos y vecinos para fotografiarse junto al productor. También se realizó una presentación en la que hablaron el alcalde, Álvaro Fernández; el concejal de Cultura, José Vicente Solarat y el propio productor, Alfonso Blanco.

“Cuñados” generó una gran expectación reuniendo así a un nutrido público en la sala.

Publicidad
Publicidad

El productor petinés relató ante los asistentes cómo llegó a ser productor. Manolo González, un director de la Escuela de Imagen y Sonido de A Coruña, fue el que le dijo “tú eres un productor”, ya que a Alfonso Blanco le gustaba escribir, el cine y los números (estudió Empresariales). “Me convenció para que fuese a estudiar Producción a la Escuela de Imagen, en un momento en el que la actividad en esta materia apenas existía en Galicia”, expresó.

Recordó su primera producción, Mareas Vivas, además de su extensa trayectoria en producción de ficción para la TVG, series como Padre Casares, Matalobos, Terra de Miranda, entre una larga lista.

Alfonso Blanco decidió montar su propia compañía, Portocabo, hace 11 años. “Éramos número 1 en Galicia, todo un orgullo, pero los productos no se veían fuera del territorio. Me di cuenta que en Galicia había un talento increíble, incluso comparado con España y Europa. Y monté la productora con la idea de hacer contenido desde la tierra, pero que saliese de estas fronteras. Costó, fue un viaje duro, pero lo conseguimos con Hierro, la producción internacional que nos colocó en el mapa”, contó.

Precisamente Hierro es la serie más vista en las plataformas en España y que ya se ha estrenado en 19 países con gran éxito.

Portocabo es ahora una de las productoras de referencia en España, desde A Coruña, lo “que nos llena de orgullo”, expresó.

Después de este periplo, decidió “volver a casa” y rodar su primera película, “Cuñados”. “Me dí el gustazo doble. Rodaje en casa, en gallego y en Ourense. Y además junto gran parte de los técnicos y actores que empezaron conmigo hace 22 años y que conseguí reunir otra vez, algo muy emotivo”, subrayó.

Por ello, “Cuñados” es para Alfonso Blanco una especie de reencuentro con los orígenes y con amigos. Además, presentar la película en A Rúa tuvo un valor añadido. Fue el “Avenida” donde vio sus primeras películas siendo un niño.

Citó las singularidades de “Cuñados”: los personajes, el entorno y el humor. “Lo personajes son importantes, son historias en las que que cuentan más las personas que la trama y también dónde sucede. Esta es una peli muy, muy ourensana: que si comuniones, baloncesto y la música de amigos de la facultad de cuando yo estudiaba en Ourense. El entorno importa y sólo podría haber pasado en Ourense”.

Y destacó que en sólo tres días ya es la octava película española en el ranking de la recaudación. “Cuñados” promete.

“Es de esas películas que lo pasas pipa haciéndola”

Minutos antes de la proyección, entrevistamos al productor de Freixido (Petín), que se mostró entusiasmado con la presentación en A Rúa, donde “ví mis primeras películas cuando era un niños”, dijo.

Primera película, ¿que sensaciones tienes?

Portocabo es una productora de televisión. Llevábamos ya varios años pensando que nos tocaba hacer una película. En la tele siempre tuvimos mucho éxito. Siempre hicimos comedia. Si hacíamos una película debía ser comedia. Dicho y hecho, a raíz del éxito de Hierro se presentó la oportunidad de financiar la primera película y barrí para casa, para Ourense. Y le dí un toque ourensano de un montón de vivencias de mi época universitaria vinculada al baloncesto y a la música. Después, tengo buenos amigos, actores y técnicos, que trabajaron conmigo ya en la época de Mareas Vivas. Fue como un reencuentro. Y bueno es de esas películas que lo pasas pipa haciéndola.

Presentación en Ourense, en Madrid, ahora en A Rúa y estreno en salas de toda España. ¿Qué acogida está teniendo?

El resultado está siendo mejor de lo que esperábamos. Está teniendo una gran acogida. Se rodó en gallego y se estrenó en todo el territorio español. 121 copias en toda España es un récord absoluto para una película rodada en gallego. Nunca aconteció algo así. Estamos muy contentos. Para el resto de España hicimos una versión en castellano doblada por los propios actores. Tiene un doblaje muy cuidado y gracias a ello pasamos de las 30 salas previstas a 121, que es algo muy llamativo y más en los tiempos que corren.

El hecho de que esté incardinada en Ourense es muy especial…

Claro. Probablemente sea una de los proyectos más especiales de mi carrera. Tiene mucho de autobiográfico. Pude juntar a muchos amigos en el proyecto. Y encima que esté funcionando, es una maravilla. El hecho de que lo presente en A Rúa, donde de niño vi mis primeras películas es muy bonito.

Eres de Freixido (Petín), ¿se asoma este municipio por algún hueco de la película?

Hay referencias a la cultura del vino. Mis abuelos son bodegueros. El tema de las comuniones, que son muy particulares o el tema de las relaciones familiares. Es una comedia muy gallega, que habla de una familia muy gallega. Hay muchos chistes privados de familia.

Emoción por tanto…

Sí. Es un proyecto muy especial. Realicé producciones más grandes o más ambiciosas como el caso de la serie Hierro, que es una producción internacional, y “Cuñados” siendo algo más pequeño y rodada en casa, tiene una connotación emocional mucho mayor.

¿Qué le dirías al público para vaya a verla?

Estamos en un momento en el que hace faltar reír. Pasamos un año muy complicado y esto es una comedia familiar. A mí me gusta hacer contenidos que la familia pueda verla junta. Trabajo para el público. Y aquí, desde el abuelo, el padre y el nieto pueden disfrutar juntos de la película y pasar un buen rato.

La pandemia ha sido un varapalo para el sector audiovisual, ¿cómo ha sido para ti?

Sí. En mi caso tuve la inmensa suerte de que los tres proyectos que tenía para la pandemia se pudieron rodar. Porque la segunda temporada de Hierro se pudo hacer, también Cuñados, aún cuando se retrasó tres meses, pero se pudo rodar en agosto en Ourense. Y ahora acabamos de finalizar la segunda temporada de Auga Seca. Entonces, somos unos privilegiados. Fue muy duro y con mucho protocolo sanitario, pero lo conseguimos. Ahora también es una suerte que tengamos contenido que ofrecer.

Cuñados promete ser todo un éxito, está teniendo mucha expectación.

Sí, tiene esa pinta. Llevamos unos días pero, insisto, creo que la gente necesita reírse. Es una comedia muy familiar, muy divertida, con un reparto de actores muy bueno. Puedo asegurar que nadie va a pasar un mal rato viendo Cuñados.

(Esta comedia gallega narra las peripecias de Eduardo (Miguel de Lira) y su cuñado Sabonis (Xosé A. Touriñán), que acaban de meter la pata en uno de sus negocios y necesitan mucho dinero. Sabonis encuentra la solución al problema secuestrando a Modesto (Federico Pérez Rey).