“Toral en tren” revivió y recreó en A Rúa los tiempos del ferrocarril

0
657

“Toral en tren” se echó a rodar. “Próxima parada, A Rúa-Petín”. Y se detuvo, apeando a más de 200 personas ataviadas con trajes de época. La estación de A Rúa y la calle Doctor Vila regresaron a los tiempos del ferrocarril, al pleno apogeo del mundo ferroviario, envolviendo de magia, colorido y pasado este rincón de la villa.

Un grupo de mujeres ataviadas a la perfección en la estación del tren de A Rúa

Toral abrió una ventana en el tiempo a su paso por A Rúa. Los años 40 y 50 se hicieron notar con fuerza. Mujeres, hombres, niñas y niños recrearon la época con la indumentaria propia y el encanto de las figuras y profesiones específicas del mundo ferroviario.

Las profesiones propias del mundo ferroviario se dejaron notar

El factor, a viva voz, gritó una y otra vez para reunir a los pasajeros y dar salida al tren. Una voz potente, enérgica, que hizo brotar el eco de un tiempo lejano en el que el ferrocarril era el centro de casi todo.

El factor, a viva voz, gritó y gritó para reunir a los pasajeros antes de retornar hacia Toral

El alcalde de Toral de los Vados, Pedro Fernández, llegó hasta A Rúa como un pasajero de época más. Eso sí, fue recibido por el regidor de A Rúa, Luis Fernández Gudiña, y la concejala Ana Fernández Vizcaya, quien lució traje de época en la distinguida recepción. Pedro Fernández entregó un obsequio al Concello de A Rúa.

Pedro Fernández, alcalde de Toral, Luis Fernández Gudiña y Ana Vizcaya Fernández.

“Toral en tren” ha regalado grandes momentos a vecinos, visitantes de su municipio. Pero también a Valdeorras. De hecho, el año pasado rodó hasta O Barco.

Toral ha sabido conjugar pasado y presente creando toda una fiesta anual de exaltación en torno a su historia. No olvida que nació al amparo del ferrocarril.

Publicidad

Esta recreación ha traído a la memoria que el mundo del ferrocaril generó en el pasado una nueva clase social, los ferroviarios. El ferrocarril creó oficios propios, muchos de ellos hoy ya exinguidos: jefes de estación, factores de circulación, guardagujas, interventores, enganchadores, guardesas, guardabarreras, capataces, sobrestantes, avisadores, telefonistas, maquinistas, fogoneros, jefes de tren, visitadores, guardanoches, interventores en ruta y guardafrenos, entre otros…

Y parte de aquellos oficios estuvieron representandos en la gran fiesta de homenaje que Toral rinde al ferrocarril y escenificados entre las más de 200 personas que se bajaron del tren del pasado en A Rúa.

Toral se ha convertido en todo un ejemplo a seguir. El tren y su historia han servido para dinamizar el municipio con un fiesta única y, al mismo tiempo, reivindicar el ferrocarril. “¡Viva el tren!”

Las imágenes:

A la espera de partir hacia Toral de los Vados
Los alcaldes de A Rúa y Toral y el escultor de la pieza regalada por Toral al Concello de A Rúa
Participación con bebés incluidos
En el interior del vagón