Sorprendidos cuatro vecinos de O Barco arrojando marihuana por la ventanilla del coche

Publicidad

Ocurrió en la N-120 a su paso por Rubiá y Tráfico también instruyó las diligencias oportunas por saltarse la prohibición de desplazarse a la provincia de León

Agentes pertenecientes al Destacamento de Tráfico de O Barco, sorprendieron en el kilómetro 438 de la N-120, en el término municipal de Rubiá, a cuatro vecinos de O Barco arrojando droga, concretamente marihuana, por la ventanilla.

Publicidad

Los hechos ocurrieron el pasado viernes, cuando los agentes desarrollaban un control de entrada y salida de vehículos con motivo de la situación derivada de las fases del estado de alarma. Eran las 19,00 horas y observaron cómo un vehículo que circulaba por el túnel de “El Estrecho” abrió una de sus puertas en el interior del mismo y arrojó algo sobre la calzada.

Publicidad

En ese momento, los agentes le dieron el alto. Después de ser inspeccionado el túnel constataron que habían arrojado dos bolsas con cogollos de marihuana. Por esta circunstancia, se procedió a tomar declaración a los 4 ocupantes, quienes resultaron ser vecinos de O Barco. Los hechos constituyen un ilícito en materia de Salud Pública por lo que se llevaron a cabo las oportunas actuaciones.

Publicidad
La marihuana que arrojaron por la ventanilla

 Los ocupantes fueron denunciados también a la Subdelegación de Gobierno por un movimiento interterritorial al haberse previamente desplazado a la provincia  de León sin causa justificada.

Publicidad

 El volumen de la sustancia aprehendida alcanzó un peso de 139 gramos, tratándose de una planta que tras el secado para consumo tiene un peso bajo respecto muy de su volumen.     

La Guardia Civil explica  la marihuana está considerada como sustancia psicotrópica cannábica cuyo principio activo es el THC (Tetrahidrocannabinol) . “Es un depresor del sistema nervioso central y su consumo agudo y crónico produce efectos físicos perjudiciales para la salud. En el sistema cardiovascular causa taquicardia, hipotensión ortostática y aumenta el riesgo de sufrir infarto de miocardio en sujetos jóvenes”.

Los agentes trasladaron las diligencias al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de O Barco por un presunto delito contra la salud pública.