Riada Cidadá rechaza el incremento de la tasa de depuración

Publicidad

La nueva tarifa es de 6,4 euros por trimestre, que aumenta en función de los metros cúbicos de consumo

La Asamblea del Consorcio de Aguas de Valdeorras aprobó a finales de 2020 las nuevas tasas por el servicio de la depuración de las aguas residuales en los ayuntamientos que forman parte del organismo (O Barco, entre ellos). A partir del 1 de enero, los barquenses, empezaron a afrontar las nuevas tarifas de depuración que, dice Riada Cidadá, representan un incremento medio superior al 100% sobre la lo que venían pagando.

La nueva tarifa mínima de servicio quedó establecida en 6,4 euros por trimestre a lo que se le añade incrementado un precio variable por metro cúbico de consumo.

Publicidad

Félix García Yáñez, portavoz de Riada Cidadá, afirma que l as nuevas tasas obedecen a que la Diputación provincial decidió no aportar a partir de este ejercicio los 100.000 euros anuales comprometidos desde su creación. “Retira la subvención pero no el control político-administrativo ya que mantiene la mayoría de voto en la asamblea”, expone.

Publicidad

García Yáñez esgrime que desde hace varios años “venimos denunciando el maltrato fiscal, alrededor del ciclo del agua. Presentamos mociones municipales, informamos a la población mediante panfletos y escritos; hicimos concentraciones ante el ayuntamiento, propusimos alternativas programáticas; recogimos miles de firmas contra el Consorcio, pero no fuimos escuchados”.

Publicidad

El portavoz de Riada Cidadá señala que los vecinos de los ayuntamientos de Valdeorras adheridos al Consorcio “siguen pagando el agua más cara de la provincia, que no es producto de una maldita y pertinaz sequía sino de decisiones políticas”.

Indica que “pagamos más cara el agua que la zona metropolitana de la ciudad de Ourense que se abastece del río Miño”.

Califica de “estafa” la nueva tasa de depuración. “Los responsables municipaes no pueden esconder la cabeza cuando son los vecinos los que lo padecen en sus bolsillos y el futuro pasa por ir incrementando la tasa hasta cubrir la totalidad de los gastos”, expone.

Riada Cidadá reivindica “desmontar el Consorcio de Aguas de Valdeorras y que la gestión del ciclo del agua revierta en los ayuntamientos”.