Os Viticultores de Vilamartín, más que un folión: una familia bien avenida

Uno de los desfiles del Folión Os Viticultores, en este caso en Vilamartín
Publicidad

Acaba de cumplir cuatro años. El Folión Os Viticultores de Vilamartín es más que un folión, es toda una familia bien avenida. Su creación produjo el desconcierto propio de nacer en un municipio en la que no había tradición de foliadas, uno de los exponentes más ancestrales del Entroido. Pero lejos de ser un fenómeno pasajero, la “familia” fue creciendo en miembros y popularidad. Hoy, prácticamente todos los valdeorreses saben quiénes son “Os Viticultores” , también más allá de las fronteras de la comarca.

Publicidad

Os Viticultores nació como asociación en noviembre de 2015. Su artífice fue Begoña Vega Prieto, de Valencia do Sil, una enamorada y nostálgica del folión por sus raíces familiares con los municipios donde está arraigado —en este caso, en Vilariño de Conso y Bidueira (Manzaneda)—. En muy poco tiempo, reunió a un grupo de toda la comarca. Hoy son 34, unidos por el folión, por el amor e interés por esta tradición y la música.

Sólo una parte del Folión Os Viticultores

Sus miembros proceden de Arcos Vilamartín, Portela, Valencia do Sil, San Miguel, Correxais, O Barco y Rubiá.

Publicidad
Begoña Vega Prieto

“Como presidenta del Folión Os Viticultores me siento muy orgullosa de todos y cada uno de los integrantes de esta familia. Sin ellos no sería posible. Hay que destacar su apoyo, su dedicación y también los ánimos que me dan. Somos una gran familia”, expresa con emoción Begoña Vega Prieto. Al mismo tiempo, califica de “momentos inolvidables” las distintas salidas del Folión, que está a punto de correr su quinto Entroido.

Un desfile del Folión Os Viticultores de Vilamartín

El Folión Os Viticultores tiene su propia fiesta y su propio día para ensalzar esta unión. Será el 15 de febrero, durante la III Festa das Sopas de Allo —que este año incorpora novedades con un menú con más ingredientes con respecto a la edición anterior—. Una celebración abierta a toda la comarca y en la que desfilarán otros folións de distintas localidades. “Juntarse con otros folións es muy especial”, añade.

Begoña Vega

“Os Viticultores” llegaron para quedarse. Es más, son también fuente de dinamización del tan castigado medio rural. En la actualidad, salen a todas las localidades vecinas en fechas especiales como el Entroido y hasta tienen su figura típica, los “garnachos”.

La frase más repetida por Begoña Vega es que el “folión se lleva en la sangre”. Y en este momento ya corre por las “venas” de Vilamartín, provocando esa emoción indescriptible que se produce al oír el sonido al unísono de bombos, “gadañas”, “sachos” y todos los utensilios convertidos en instrumento del que brotan los “toques” propios de este folión.

Os Viticultores son ya un emblema de Vilamartín.