Magosto en A Rúa Vella: el primero tras el fin de la emergencia sanitaria

Publicidad

Las ganas de fiesta y vuelta a la normalidad agotaron las entradas días antes de la celebración popular, con 300 participantes

A Rúa Vella fue el escenario del primer magosto en Valdeorras y el primero tras el fin de la emergencia sanitaria.

Las ganas de fiesta y vuelta a la normalidad agotaron las entradas días antes de esta celebración popular, que concitó a 300 personas.

Organizado por la Asociación Sabugueiro, fue todo un éxito.

Publicidad
Publicidad

El reencuentro vecinal restó protagonismo a las castañas con una ilusión renacida ahogada durante muchos meses por la emergencia sanitaria.

“¡Por fin!, regresa la vida”, comentaba una persona recordando la dureza de la pandemia.

Y no solo hubo castañas. El menú, tal y como manda la tradición, fue más amplio.

Los asistentes degustaron chorizo, pizza (que este año sustituyó por primera vez a la empanada) bica y castañas.

El buen ambiente presidió la noche de sábado, amenizada por la música de un grupo de músicos de la agrupación Abertal.

Fue una noche de magosto de diferente, en la que se sintió el alivio del fin de los aforos y restricciones.

Fue una noche para compartir, después de mucho tiempo sin fiestas.

El magosto, y la propia vida, regresó.