Campaña solidaria con los afectados por los incendios en Valdeorras

Publicidad

Está organizada por “Aguilas Verdes” y la Asociación Regueiral de Rubiá con la colaboración de AEVA y el Centro Comercial Aberto O Barco

Comienza una campaña solidaria con los afectados por la ola de incendios en O Barco, Rubiá y Carballeda de Valdeorras. La iniciativa parte del Grupo de Espeleología y Montañismo Águilas Verdes y la Asociación de Vecinos Regueiral de Rubiá, que después de una reunión celebrada el 23 de julio, acordó ponerse en contacto con AEVA y la Asociación Centro Comercial Abierto O Barco para la adhesión a este fin solidario.

Publicidad

La recaudación de fondos de la campaña se repartirá entre los afectados para que puedan comprar en los establecimientos asociados de AEVA y el CCA O Barco.

Después de consultar a los ayuntamientos de O Barco, Carballeda y Rubiá, para conocer cuántas familias perdieron su primera vivienda, y a la espera de los datos del de Carballeda, se cuantifican provisionalmente en ocho.

Publicidad

“Entendemos que estas 8 familias son las son a las que tenemos que destinar la recaudación que se reúna en la campaña solidaria porque, al resultar afectada por el incendio su vivienda habitual, también perdieron el mobiliario, menaje doméstico, ropa y, en definitiva, todos los bienes precisos para cubrir sus necesidades básicas y de supervivencia”, comentaron los organizadores.

La campaña solidaria persigue un doble objetivo: prestar ayuda a los vecinos damnificados por la ola de incendios de la comarca y apoyar el comercio local.

Para concretar esta campaña se abrió una cuenta especifica en Abanca, con el número ES69 2080 0405 4230 4004 4500, en la que cualquier interesado puede hacer aportaciones, a través de transferencia bancaria, al número 698 130 564.

El plazo para hacer donativos se inicia el 3 de agosto y finaliza el día 31 de agosto.

Para que los damnificados dispongan de la ayuda cuanto antes, se hará un primer recuento de los fondos obtenidos en la primera quincena de agosto, y otro, al finalizar la campaña.

Además, ahora se está estudiando el procedimiento a seguir para favorecer la inversión de los fondos comarcales en el comercio local de O Barco, Rubiá y Carballeda.

De hecho, se está valorando la posibilidad de entregar a los damnificados cheques para que los empleen como medio de pago en los establecimientos, y así los comerciantes puedan canjearlos directamente en la entidad bancaria, al ser el modo más sencillo y ágil de distribuir los fondos.

Por otra parte, AEVA, con experiencia en la tramitación de ayudas, ha ofrecido su colaboración para la solicitud de las subvenciones habilitadas por la Xunta de Galicia, también en este caso para las familias que perdieron su vivienda habitual.