Alfredo García: “El PSOE necesita una vuelta profunda”

Publicidad

El candidato a la Secretaría provincial del PSOE anima a los militantes a participar el domingo en las primarias y valora la experiencia: “Gane o no gane, estoy contento”

A tan solo unas horas de las primarias en el PSdeG-PSOE en la provincia de Ourense, Alfredo García, vive con intensidad, emoción y al mismo tiempo incertidumbre el camino hacia el desenlace del proceso electoral en el partido. Anima a los militantes socialistas a votar el domingo, 23 de enero. Habrá 32 “mesas electorales” en todas las comarcas. En Valdeorras, estarán en las sedes de las agrupaciones de O Barco, A Rúa y Vilamartín; también una en Viana do Bolo, una en Trives y una en Castro Caldelas.

Alfredo García hace un balance más que positivo. El candidato a liderar el PSOE, también alcalde de O Barco, cree que fue una decisión acertada postularse al cargo, un paso dado por una decisión propia animada por miembros del Partido Socialista. “Gane o no gane, estoy contento”, dice.

Publicidad

Al margen de los resultados en las primarias, Alfredo García, que “rivaliza” con Rafael Villarino para encabezar la Secretaría provincial del PSOE, observa que el PSOE precisa una transformación, un cambio que incorpore la fuerza y sentir de los militantes de cada rincón de la provincia de Ourense, que son la base y esencia misma de un partido.

Publicidad

La campaña realizada en los últimos le ha permitido adentrarse aún más en las entrañas del PSOE para confirmar que aquello que intuía o pensaba era una realidad: Que el partido necesita “una vuelta profunda”.

Valdeorras de Cerca: ¿Cuáles son sus expectativas, cree que ganará las primarias?

No se sabe. Todo ha sido muy rápido. Nos hemos puesto a trabajar sin perder un segundo. El domingo saldremos de duda y lo sabremos. Estoy teniendo una acogida extraordinaria.

Valdeorras de Cerca: ¿Ha merecido la pena?

Creo que ha merecido la pena por esa gran acogida por parte de los militantes. Algunos los conocía desde hace mucho tiempo y se han puesto a mi disposición. Y otros ni los conocía, ni me conocían a mí, pero más allá de saber de mí están por la labor.

Publicidad

Valdeorras de Cerca: ¿Qué necesita el Partido Socialista?

Creo que el PSOE, y así me lo dicen en todas partes, necesita una vuelta profunda y estoy convencido de que se la vamos a dar. En cualquier caso, el domingo saldremos de dudas.

Valdeorras de Cerca: ¿Cómo se siente, está contento?

Estoy contento. Me he encontrado con gente extraordinaria, que se han volcado de lleno. Ha sido una experiencia muy interesante y muy bonita. Pongo como ejemplo mi visita a Bande, localidad en la que el PSOE no tiene muchos militantes y aún así hubo muy buena respuesta, la gente está entregada.

Valdeorras de Cerca: ¿La experiencia le ha servido para ver dentro del partido?

Me ha servido para confirmar que lo que yo pensaba era cierto.

Valdeorras de Cerca: ¿Hay rivalidad con Rafael Villarino?

Más que rivalidad hay una manera diferente de ver el partido e, incluso, yo diría de ver la política que, para mí, es ante todo servir al ciudadano.

Valdeorras de Cerca: ¿Hay por tanto discrepancias con su “rival”?

Las hay, porque a mí no me gusta como se ha gestionado el partido en este tiempo. Los alcaldes del PSOE, desde que tomamos posesión en 2019, nunca se nos convocó a una reunión. Eso ya es suficiente para discrepar con la dirección. No se puede dirigir un partido si no hablas con los militantes. Si no se habla, estás tomando tú solo las decisiones. Y hubo muchas decisiones que tomar. Porque pudimos tener la alcaldía de Ourense y la Diputación provincial. Y tenemos cero. Nunca se habló con nadie. Todo eso se “coció” y se resolvió entre cuatro personas. Así no puede funcionar un partido.

Valdeorras de Cerca: ¿Si gana, tendrá en cuenta a los socialistas del rural?

He recorrido toda la provincia. Me he comprometido a que antes de que acabe el año, a partir del congreso del PSOE, me reuniré con todos los militantes de todas las agrupaciones. Eso es fundamental. La capital es importante, pero no llega al 50 por ciento de la militancia, de modo que hay que tener en cuenta a la ciudad pero también al resto de la provincia.

(Alfredo García dedicó los dos últimos días previos al día