Vilamartín aprueba el presupuesto con la novedad de una dedicación parcial

Publicidad

El pleno también debatió sobre la seguridad de los peregrinos en el tramo de Vilamartín hasta A Rúa a raíz de una pregunta del PP

La Corporación municipal de Vilamartín aprobó el presupuesto municipal de 2021, que asciende a un total de 1.594. 846 euros, con los votos a favor del grupo de gobierno del PSOE. El PP votó en contra. Una de las novedades es la incorporación de una dedicación parcial para el teniente de alcalde del grupo de gobierno.

El capítulo de gastos contempla los de personal, que ascienden a 386.027 euros; los de bienes corrientes y servicios, 861.783 euros y las inversiones, que suman 265.962 euros, entre otros.

En cuanto a los ingresos, se pueden citar los de transferencias corrientes, que son 700.022 euros; por tasas u otros, 284.000 euros; impuestos directos, 558.000 euros e indirectos, 36.000 euros.

Publicidad
Publicidad

El alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, anunció que el Concello mantiene las ayudas a los nacimientos, que se incrementan algunas partidas como la de Servicios Sociales y se conservan otras como las de fiestas así como las ayudas a las asociaciones del municipio.

Explicó que se realizarán mejoras de pavimentación en pueblos como Correxais, el acondicionamiento de un paso de agua en Arnado y la conclusión de la plaza de esta localidad; asfaltado en vías y pueblos; humanización de la calle Augusto Sierra de Valdegodos; retirada de fibrocemento y mejora de las traídas de agua en en diversos núcleos de población, entre otras muchas.

También citó que se destinan 35.000 euros a la puesta a punto de rutas de senderismo para dinamizar la visitas y turismo como son las “da Loba da Fada”, “Santa Compaña”, “O Sacaúntos” y “O Cabaleiro Roldán”.

El portavoz del PP, José Pinto Álvarez, valoró que las partidas del plan de inversiones no quedan definidas, cuestión que “va en contra de la transparencia”, destacó. El alcalde aclaró que “no sabemos todavía la cantidad exacta, lo que van a costar las obras”. No obstante, garantizó que “la cantidad asignada no va a fallar”.

Pinto Álvarez también reprochó al alcalde la nueva dedicación parcial, argumentando que el propio regidor había dicho en su día que tampoco iba a cobrar y “se puso sueldo en su momento. Ahora, a mayores, aparece un concejal que también va a cobrar”.

El edil del PP fue más lejos y puntualizó que “esto es poco fiable” y espetó a Álvarez Barreiro “que entró contando mentiras y las sigue contando. Eso no es bueno para su imagen”.

El alcalde rechazó de plano el calificativo realizado por Pinto. “Yo no entré engañando a nadie porque ya cobraba cuando me incorporé por segunda vez a la Alcaldía. Me votaron los vecinos”.

Dicho esto, Álvarez Barreiro pidió explicaciones al PP sobre “a qué viene el tema de mi sueldo cuando ya se explicó cientos de veces”. No obstante, le recordó que “siempre dije que no cobraría hasta que se pusiesen al día las cuentas del Concello y caro nos costó. Esto lo conseguimos gracias a nuestro esfuerzo”.

Además, Álvarez Barreiro justificó la dedicación parcial para el teniente de alcalde pues dedica cada día tres o cuatro horas al Concello. “Y así lo seguirá haciendo. La cuantía no está establecida todavía”, expresó zanjando el tema.

A partir de este momento se desató el pequeño rifirrafe entre el portavoz del PP y el alcalde, presente también en el turno de ruegos y preguntas.

El Camino de Invierno en Vilamartín, a debate

La oposición puso sobre la mesa el problema de la seguridad de los peregrinos desde San Miguel hacia A Rúa. “Hay que buscar una solución urgente, al menos provisional, una alternativa”, indicó Pinto.

El regidor le interrumpió apuntando que “ahora me va a decir que la alternativa es la del alcalde de A Rúa”, a lo que Pinto rebatió: “hablo por mí”, citando la posibilidad de utilizar el camino que discurre por el entorno de San Miguel, por una zona altam hacia A Rúa, la misma que defiende el Concello rués.

Enrique Álvarez señaló que los peregrinos “cuando pasan por Vilamartín, llegan perfectamente hasta A Rúa”. Y recordó a Pinto que “firmó y consensuó que el Camino de Invierno vaya por donde dicen los técnicos”.

El regidor subrayó con contundencia que “no vamos a meter a los peregrinos por debajo de un puente sin visibilidad que es tan peligroso o más que circular por la carretera. Si lo hacemos estaremos quitando el problema al Concello de A Rúa y el problema será nuestro”. Y puso de relieve que más seguro es ir por Valencia hacia Petín y de aquí hasta A Rúa.

Recordó que Vilamartín gastó 60.000 euros en habilitar un sendero para los peregrinos junto a la carretera, en el “Camino de Invierno marcado por los técnicos”. En insistió que en Vilamartín el tema de la seguridad de los peregrinos está solucionado a excepción de 200 metros que son titularidad del Ministerio de Fomento y cuya solución ya está pedida.