Raquel Gutiérrez: “la dieta más saludable es aprender a comer”

1890
Raquel Gutiérrez Casado, nutricionista
Publicidad

La nutricionista Raquel Gutiérrez Casado, natural de Burgos, aunque vive en Ponferrada (León), afirma que una alimentación equilibrada es fundamental para evitar el sobrepeso y mejorar la salud. “Hay que aprender a comer”, dice. Y es que la mayor parte de las personas, debido al ritmo trepidante de la sociedad actual o bien a la comodidad, recurre con frecuencia a alimentos procesados, y no se vigilan azúcares y grasas.

Raquel Gutiérrez, que todos los lunes y martes se desplaza hasta el herbolario El Olivo en O Barco para pasar consulta, cuenta que lo más importante es seguir un plan equilibrado en la alimentación para llevar una vida saludable.

¿Nos preocupamos por la alimentación?

La inmensa mayoría, no. Yo no suelo recomendar dietas sino, simplemente, enseñar los hábitos saludables para que sirvan siempre, de por vida. En general, las personas se limitan a hacer una dieta de moda, de temporada, para bajar unos kilos, con dietas muy estrictas que si las dejan crea un efecto rebote. Pero no se preocupan realmente de que la alimentación, durante todos los días, sea completa y conste de todos los nutrientes necesarios, que eso es lo que nos ayudaría a mantenernos en el peso y encontrarnos mejor.

Publicidad

¿Hoy en día es difícil hacer una dieta sana teniendo en cuenta que muchos productos llevan azúcares ocultos, aditivos, aceite de palma..?

El problema está en que muchos productos vienen envasados y procesados. Pero hay que planificar y consumir alimentos naturales como frutas y verduras. La dieta es planificación, parece difícil, pero se puede conseguir.

¿Tenemos que aprender a comer?

Sí. Hay que aprender a mezclar los alimentos, que la dieta sea muy variada,  que no se base siempre en los mismos alimentos. Se debe variar mucho. Como todo lleva algo “tóxico”, en el sentido de que nunca es natural al cien por cien, hay que comer de todo, variado y en pequeñas cantidades, sin abusos. Eso favorece la metabolización y eliminación de toxinas.

¿La mayor parte de las personas que acuden a su consulta es por sobrepeso?

La mayoría sí, por sobrepeso. Pero también personas con problemas de hipertensión y diabetes, entre otras patologías.

Raquel Gutiérrez, en el herbolario El Olivo de O Barco

Cada vez hay más personas obesas, también niños y niñas

Sí, por las comidas rápidas y porque se hace menos ejercicio del que debemos. En el caso de los niños y niñas, deberían sustituir la merienda de bollería por el bocadillo de jamón y la pieza de fruta.

¿La carne roja hay que evitarla?

Creo en la alimentación equilibrada y variada. En esto se incluyen los hidratos, grasas y la proteína. La carne roja hay que comerla en su justa medida, pues lleva muchos beneficios para la absorción del hierro y la vitamina B12. Yo no la quito nunca aunque reduzca el consumo en el menú.

¿De qué se abusa más, de los azúcares, de los hidratos…?

Creo que de los azúcares. El plan blanco es sólo azúcar, por ejemplo. De lo que más se abusa es de los refrescos, que llevan mucho azúcar y gas. Hay que beber  más agua, que se bebe muy poco. Se debe evitar la bollería industrial y productos con aceite de palma, aceite de coco y grasas saturadas. Hay que huir de las galletas e ir hacia el pan, y dentro del pan, tomar pan integral.

¿El pan engorda o es un mito?

Depende de la cantidad consumida y del conjunto del menú. En cada comida equilibrada hay que tomar una cantidad determinada de pan. Sí es cierto que si se quiere adelgazar se reduce para que el cuerpo elimine lo que tiene de almacén. Pero en el momento en que se llega a la fase de mantenimiento en la dieta, se vuelve a incorporar en todas las comidas. El pan no tendría que ser tan refinado. El pan integral engorda lo mismo que el blanco, pero la fibra y minerales está en la cáscara y es más saludable. En la actualidad, el pan sacia muy poco y se consume mucha cantidad. Hay que comer sólo el que se necesita.

La alimentación está muy relacionada con distintas enfermedades,  pero la industria alimentaria nos pone muy difícil hacer una dieta sana…

Sí, realmente, sí. Hay que huir de los alimentos cocinado y procesados. Sí  que es cierto que la industria alimentaria va por delante. Hay alimentos que vienen pelados, cocidos y envasados que se pueden consumir, pero siempre sin abusar.