Patricia Lamela: “La Vía Nova es una oportunidad para Larouco”

593
Patricia Lamela, en una zona de Larouco que atravesaba la Vía Nova
Publicidad

La alcaldesa cree que pondrá en valor el patrimonio y turismo de un área geográfica incardinada entre Valdeorras y la Ribeira Sacra

“La Vía Nova es una oportunidad para Larouco”. Así lo estima Patricia Lamela, alcaldesa de Larouco, que cree en este incipiente proyecto, aún sobre el papel, para poner en valor el patrimonio y dinamizar el turismo en una franja geográfica que atraviesa parte de Valdeorras y llega hasta la Ribeira Sacra.

La citada ruta se baraja desde el puente de A Cigarrosa en Petín, siguiendo hacia Larouco, Manzaneda, Pobra de Trives, San Xoán de Río, A Teixeira, Castro Caldelas, Sober, Chantada y Santiago de Compostela.

Publicidad

La Vía Nova o Vía XVIII aspira a ser camino cultural a través del trazado original que marcaron los romanos. Se trata de un enclave caracterizado por una gran cantidad de recursos históricos, artísticos y culturales susceptibles de dinamizar turísticamente la citada área.

Patricia Lamela argumenta que este Camino Cultural no tendría en cuenta otros tramos de O Barco, Carballeda y El Bierzo porque “ellos ya tienen Vía Nova con lo que hoy se denomina Camino de Invierno”.

En realidad, la Vía Nova es un Camino de Santiago, que ya existía originariamente y, por tanto, está completamente documentado.

Publicidad

“Hay que ir paso a paso. Aquí no se inventa nada, es un tramo del camino original de la Vía Nova. Tal vez habría que desviarlo de los codos de Larouco porque no se puede meter a los caminantes por la carretera, pero aún es pronto para hablar del trazado”, añade Patricia Lamela.

Este camino cultural conlleva la puesta en marcha de un grupo para su gestión que implicaría a los ayuntamientos y otras instituciones y que se bautizará con un nombre ahora en estudio. Una de las ideas que se baraja es que lleve el distintivo de Ribeira Sacra.

Patricia Lamela recuerda que Larouco es sinónimo de un rico y desconocido patrimonio que la Vía Nova puede poner en valor. Los vestigios romanos abundan en forma de castros e, incluso, están presentes en las casas. “Hay balaustres romanos en algunas edificaciones e incluso en una fuente pública. Aquí hubo mucho asentamiento romano”, concluye.

Publicidad

En este sentido, hay que recordar que en Larouco se localiza una zona conocida como O Poulo que está a pocos metros de la calzada Vía XVIII o Vía Nova. Está asentada sobre un poblado de origen romano. En el citado lugar, en su día, aparecieron bloques de piedra de antiguas construcciones romanas, así como otros restos arqueológicos que confirman que fue un asentamiento de origen romano. También, en el pasado fueron hallados vestigios en Seoane y O Pombal (Freixido de Arriba), entre otros lugares.

Larouco mira con entusiasmo hacia la Vía Nova.