Pasión por la Semana Santa en O Bolo y A Rúa

0
578
Niñas participantes en los actos de Viernes Santo de la Iglesia de San Esteban de A Rúa

La Semana Santa se vivió con intensidad en todos y cada uno de los rincones de la geografía de la comarca de Valdeorras. La Pasión de Cristo fue escenificada en cada lugar conforme a sus tradiciones.

Vía Crucis en As Ermitas

El Viernes Santo, fue el día por excelencia del Santuario de Nuestra Señora de Las Ermitas, teniendo en cuenta la popularidad de su Vía Crucis, que data del siglo XVIII. En total, 15 “estaciones” y paradas a lo largo de, aproximadamente un kilómetro. Concentró a fieles procedentes de toda España.

Un momento del Vía Crucis de As Ermitas
Publicidad

Devoción y fe desfilaron por el empinado Camino del Desierto, al compás de la oración y el fervor.

Oración y sentimiento religioso se fundieron con la lectura de los pasajes biblícos.

Mujeres a hombros con la Virgen en As Ermitas

La trascendencia del Santuario de As Ermitas y el amplio programa de actos religiosos lo convirtió en el punto de visita obligada de la Semana Santa.

A Rúa no se quedó atrás. Además, de procesiones y diversas ceremonias religiosas vivió su singular “Desenclavo” en la iglesia de San Estaban. Su escenificación no sería posible sin la implicación de los vecinos y vecinas de la localidad.

Participantes en el Desenclavo de A Rúa Vella
Momento emotivo del descenso de Cristo de la Cruz
Desenclavo en A Rúa Vella, en la iglesia de San Esteban

Los hombres hicieron descender a Cristo de la Cruz y lo metieron en una urna de cristal para sacarlo después en procesión.

Introducen a Cristo en la urna

Eso sí, antes lo mostraron a los ojos de la Virgen.

Ramo de flores para depositar en la urna de Cristo
Publicidad

Las mujeres, ataviadas de vestidos de luto, acompañaron a la Virgen y depositaron flores a los pies de Cristo.

Una parte de las mujeres participantes en el acto religioso
Ataviadas de vestidos negros como manda la tradición