La vacunación de la COVID-19 avanza al máximo ritmo

Publicidad

En el Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco fueron vacunados ayer 1.013 mayores de 80 años y 299 profesores

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, compareció en el Parlamento de Galicia, a petición propia, para continuar cumpliendo el compromiso de la Xunta de proporcionar a la Cámara gallega información periódica sobre la situación de la pandemia en nuestra comunidad, su evolución, así como los avances realizados en el Plan gallego de vacunación.

Precisamente, en la jornada de ayer, por citar un dato, fueron vacunados en el Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco 1.013 mayores de 80 años y 299 profesores. La vacunación prosigue en la jornada de hoy. En el Centro de Salud de O Barco se administrarán esta tarde las vacunas 100 dosis y en el de Viana, hoy por la mañana, 55.

Sobre el plan de vacunación, García Comesaña remarcó que la Xunta avanza al máximo ritmo que le permiten las dosis con las que se cuenta y pidió la colaboración de la Fegamp en el proceso de recopilación de los datos del personal de seguridad y emergencias dependiente de las administraciones locales. También tuvo contacto la Xunta, —dijo el conselleiro—, con la Delegación del Gobierno, para organizar el proceso de vacunación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Publicidad
Publicidad

El conselleiro de Sanidade dijo que Galicia ha destinado personal con dedicación exclusiva para la vacunación frente a la COVID-19, un 10% más respecto al personal de enfermería de atención primaria, lo que posibilita administrar sin problemas las dosis que llegan desde el Ministerio.

La Xunta ha recibido, —prosiguió el conselleiro—, 153.385 dosis de Pfizer, 9.800 de Moderna, 23.800 de AstraZeneca, que son un 5,16% del total de España, con las que se vacunaron 19.573 usuarios de residencias con pauta completa y 1.129, con una dosis; 19.063 trabajadores del ámbito sanitario con dos dosis y 44.025 con una dosis; y alrededor de 5.000 personas del ámbito sociosanitario con una dosis.

Unidades de seguimiento de “pacientes COVID”

García Comesaña anunció que el Sergas va a poner en marcha unidades de seguimiento multidisciplinares para los “pacientes COVID” con el objetivo de abordar una atención integral y aplicar un plan funcional que abarca los recursos de atención primaria y hospitalaria.

Publicidad

Las unidades estarán formadas por especialistas en medicina interna y neumología, atención primaria, enfermería, y contarán con un coordinador. Además, se creará un “comité clínico post covid” para atender y hacer seguimiento de los casos más complejos.

Tal y como señaló el conselleiro, con los pacientes que no requirieron hospitalización se continuará con el seguimiento desde primaria y, en el caso de pacientes hospitalizados, el seguimiento se hará directamente desde la unidad, a través del programa TELEA, o del teléfono y con consultas presenciales. El objetivo es atender a estos pacientes de una manera eficiente, y de una forma homogénea, estandarizada y de máxima calidad, una vez superen la fase aguda de la enfermedad.

Publicidad

También anunció García Comesaña un Plan de recuperación de la actividad, dotado con 15 millones de euros, para abordar la actividad pendiente que tuvo que ser suspendida a consecuencia de la covid, y recordó que no se interrumpió la labor quirúrgica en los centros hospitalarios, sino que se aprovechó para poder avanzar en cirugías ambulatorias. Este plan de recuperación se abordará reforzando el concepto de hospital único, para permitir optimizar toda la capacidad del sistema.

Sergas Móvil: aplicación para videoconsulta

Señaló, asimismo, que su departamento ya tiene diseñada una nueva aplicación Sergas Móvil, en la que se introducirán nuevas facilidades como el acceso a la tarjeta sanitaria virtual y también a la videoconsulta. Con esto, apuntó, se pretende acercar más la sanidad a la ciudadanía; aunque el compromiso del conselleiro es alcanzar el mayor porcentaje de presencialidad. De hecho, reseñó, los datos de finales de año muestran que casi un 40% de las consultas de médicos de primaria ya fueron presenciales.

Publicidad

Otra iniciativa que anunció el conselleiro en la comparecencia es el inicio de los trabajos para contar, lo antes posible, con una Estrategia de Salud Integral, que será un documento rector en el que se fijen las prioridades sanitarias, los medios para abordarlas y resultados en salud para evaluarlas. García Comesaña mostró su intención de retomar, lo antes posible, el proceso de cambio del modelo para una atención primaria donde se priorice al paciente y los sanitarios cuenten con todos los recursos para eso.

Evolución positiva de la situación epidemiológica

Respeto de la situación epidemiológica, el titular de la cartera sanitaria señaló que está siendo positiva a la vista de los datos de reducción de la incidencia acumulada, de los casos activos o del porcentaje de positividad de las pruebas. Esta evolución, —dijo el conselleiro—, es la que trae como consecuencia la adopción de medidas en la línea de ir reduciendo gradualmente el nivel de restricciones en la actividad y en la movilidad social.

Publicidad

El máximo responsable sanitario hizo una llamada a la prudencia. Así, subrayó que “desde la Xunta podemos ir mudando la intensidad de las restricciones pero lo que nunca mudamos es el nivel de compromiso con el cumplimiento de esas medidas. Es necesario ser más cautos que nunca para dar estos pequeños pasos, porque solo esta cautela y esa prudencia va a evitar tener que dar marcha atrás, tanto en cifras como en restricciones”.

100.000 pruebas a la semana: los cribados

Destacó, asimismo, que Galicia fue, en la última semana, con mucha diferencia, la comunidad autónoma con mayor tasa de pruebas diagnósticas realizadas por cada 100.000 habitantes, 3.325, y muy por encima de la media nacional, 2.120. Galicia está realizando una media de 100.000 pruebas a la semana, -subrayó-.

Publicidad

También remarcó el conselleiro que, desde lo 1 de diciembre, las áreas sanitarias llevaron a cabo cribados poblacionales, o a colectivos específicos, que incluyeron a más de 368.000 personas y detectaron a 1.024 positivos. Así, solo la semana pasada, la Xunta citó a un total de 69.783 personas a cribados y, en esta semana, el Ejecutivo gallego tiene citados, por el momento, a 34.000 personas. Al respecto, el conselleiro le pidió a la población gallega que acuda cuando sean llamados ya que, solo de este modo, atajando los positivos lo antes posible, se podrán reducir las cifras de contagios.

Respecto a la situación asistencial, el conselleiro dijo que, en la actualidad, hay 663 personas menos ingresadas en las plantas hospitalarias COVID, respecto del pico máximo de la pandemia, y 111 menos en camas de críticos.

Respiradores, equipos de radiología y tomografía

El conselleiro explicó que un total de 10 expedientes de urgencia, junto a donaciones privadas, permitieron que Galicia contase con 866 respiradores más para poder hacerle frente no solo al inicio de la pandemia, sino, también, a la segunda onda y especialmente a la tercera. Precisamente, 440 equipos estaban destinados a las áreas de expansión de los críticos.

Publicidad

“Este mes,llevamos al Consello, la disposición de 2,5 millones de euros para la compra de 31 respiradores no invasivos, 16 equipamientos de radiología portátil y 7 tomógrafos. Con estos equipos se reforzaron las unidades de cuidados respiratorios intermedios”, detalló el conselleiro.

Desescalada y vacunación

El conselleiro señaló que l a reapertura de la hostelería debe realizarse con las mayores garantías posibles, con seguridad para los propietarios, empresarios, trabajadores y los clientes. Entre otras medidas, la Xunta trabaja en la habilitación de un sistema de trazabilidad a través de códigos QR por medio de la app Passcovid, para facilitar el seguimiento en caso de alguno positivo. Destacó la extraordinaria voluntad de colaboración del sector de la hostelería.

También destacó el titular de la cartera sanitaria, la puesta en marcha del Plan de intervención psicosocial para el apoyo y atención al personal del Sergas, dotado con medio millón de euros, con el que se quiere, además de reconocer el trabajo llevado a cabo por los más de 44.000 profesionales del Sergas, atender las posibles repercusiones sobre la salud y el bienestar de los trabajadores que había podido tener en ellos la pandemia.