“La vacuna a unos nos provocó fiebre y gran malestar y a otros, nada”

Llegada de las primeras vacunas el pasado mes de enero
Publicidad

Sanitarios consultados cuentan la experiencia, eso sí poniendo por delante la sensación de mayor tranquilidad frente al virus con la inmunización

La vacuna contra la COVID-19, tanto en la primera como en la segunda dosis, provocó algunos efectos secundarios en una parte de las personas que la han recibido. Algunos sanitarios consultados relatan su experiencia y la de sus compañeros, que se resume en una desigual reacción en cada organismo después de la vacunación.

Publicidad

“A unos nos provocó fiebre, dolor de cabeza y un gran malestar y a otros nada. Es normal. Son los efectos secundarios previstos y en cada persona son diferentes”, comentó personal sanitario.

Los que han tenido algún tipo de reacción describen fiebre, dolor de cabeza, vómitos, dolor muscular y malestar como cuando se produce una gripe común. Después, está el tramo de los que no sintieron absolutamente nada.

Publicidad

Eso sí coinciden y ponen por delante que “estamos contentos, merece la pena porque hay una tranquilidad en cuanto a la inmunidad en los porcentajes señalados de la vacuna”.

Publicidad

Pablo Deramond, médico del Centro de Salud de A Rúa, es también uno de los profesionales que ya se ha puesto las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19. Ha tenido síntomas, aún cuando leves. Considera que la población debería vacunarse. Relata que en la primera dosis tuvo una “el síntoma más frecuente es la astenia. Yo no he tenido fiebre pero sí un cansancio extremo”, relata.

No obstante, argumenta que otras vacunas también tienen este tipo de reacciones parecidas, incluso la de la gripe. Y pone como ejemplo que en el Centro de Salud de A Rúa, por ejemplo, en la segunda dosis “solo 3 de cada 10 personas tuvo síntomas. En cualquier caso, nadie dejó de trabajar de modo que el cuadro fue leve”.

Publicidad

Deramond dice que “creo que nos debemos vacunar todos. Los que nos vacunamos tenemos seguro que la vacuna va a ser siempre mucho mejor que coger la enfermedad, que no distingue ni por la edad”. Y cita personas jóvenes que están graves o que han fallecido como consencuencia del coronavirus.

Para los que tengan dudas, concluye, “deben pensar que es mucho peor coger el virus que ponerse la vacuna”.

Por otra parte, el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acaba de anunciar que el objetivo es finalizar este mes con las dos dosis de todo el personal del Sergas y ha indicado que se seguirá administrando a los sanitarios de “segunda línea” y que se empezará a administrar en los centros de día y en personas mayores de 80 años.

Sanidade sigue adelante con el calendario de vacunación, en función de la disponibilidad de las vacunas. Hoy y mañana continúa el plan en el Área Sanitaria.