La Diputación se integra como socia en los GDR

Publicidad

Facilitará la capacidad técnica y jurídica de los servicios de los Grupos de Desenvolvemento Local

La Diputación de Ourense se integrará como socia en cada una de las asambleas de los seis Grupos de Desarrollo Rural (GDR) existentes en la provincia, acercando la capacidad técnica y jurídica de sus servicios, así como también abriendo una línea de colaboración económica para contribuir a la realización de los proyectos que llevan a cabo por todo el territorio.

Este es el resultado de la reunión que mantuvo en el Pazo Provincial el presidente, Manuel Baltar, con los representantes de los seis GDR ourensanos, entre ellos el de Valdeorras que preside María del Carmen González, alcaldesa de Carballeda. Esto supone el cumplimiento de una de las propuestas aprobadas por la Corporación provincial en el debate sobre el estado de la provincia de noviembre pasado.

Publicidad

La iniciativa partió de una propuesta trasladada por los GDR a la Diputación, refrendada posteriormente en el debate sobre el estado de la provincia, en el que se aprobó esta colaboración para “impulsar diferentes vías de colaboración con los seis GDR de la provincia de Ourense (…) Solicitaremos la adhesión en cada uno de los GDR y poder integrarnos en las respectivas asambleas en calidades de socio”. Un punto cumplido ahora con este acuerdo.

Publicidad

Manuel Baltar recordó que la iniciativa para impulsar vías de cooperación con estos grupos se aprobó “por acuerdo unánime” e implicará la adhesión de la Diputación como socia la cada GDR “para acercar todo de nosotros no solo como gobierno provincial, sino también a través del Inorde”.

Así, y junto con los servicios técnicos y jurídicos que se pondrán la disposición de estas entidades, la Diputación “realizará una primera aportación económica que este año será de, al menos, 10.000 euros, que se aprobarán en la modificación de crédito prevista para el pleno del mes de abril”, anunció el presidente de la Diputación.

Publicidad

“Nuestro discurso es de acompañamiento y apoyo en las reivindicaciones y proyectos que formulen los GDR”, dijo Manuel Baltar, destacando que la Diputación de Ourense “es la primera institución provincial en participar en todos y cada uno de los grupos que operan en su territorio y que engloban a todos los ayuntamientos de la provincia”. Una alianza que toma forma en un momento en el que la defensa del rural tiene un gran protagonismo, en particular para una provincia que “junto con Lugo, fue clave en la llegada a Galicia de tantos fondos europeos durante tanto tiempo, fondos que no van a dejar de venir, pero sobre los que, en pie de igualdad con otras provincias, tenemos que hablar en términos de equilibrio territorial”.

Promoción de productos de calidad agrarios y artesanos

La propuesta de colaboración de los GDR a la Diputación avanza futuras líneas de trabajo como la promoción de los “productos de calidad agrarios y artesanos de la provincia”, el trabajo conjunto en la promoción turística de la provincia o la colaboración con el Inorde.

En el encuentro de esta mañana con Manuel Baltar estuvieron María del Carmen González, alcaldesa de Carballeda de Valdeorras y presidenta de la GDR Valdeorras; Manuel Seoane, alcalde de A Peroxa y presidente del GDR Ourense-Adercou; Manuel Dacal, teniente alcalde de O Carballiño y representante del GDR Carballiño Ribeiro; Gumersindo Lamas, alcalde de Sarreaus y presidente del GDR Limia-Arnoia; Luciano Rivero, alcalde de Cualedro y vicepresidente de Monteval y Francisco Magide, teniente alcalde de Parada de Sil y presidente del grupo Sil Bibei Navea.

Publicidad

Como portavoz de los GDR ourensanos, Francisco Magide calificó la reunión como “muy positiva”, tanto por la aportación económica comprometida cómo por el hecho de que la Diputación se implique en sus actividades, “lo que significa entender en la práctica el importantes que son los GDR promoviendo muchos proyectos de desarrollo y en contacto muy próximo con el territorio”. Para Francisco Megide, teniente alcalde de Parada de Sil, está es “una idea excelente porque es unir esfuerzos en la consecución de un mismo objetivo que tiene como beneficiario el mundo rural”.

Magide expresó la preocupación de los grupos por el próximo programa financiero plurianual de la Unión Europea (201-2027), subrayando la necesidad “de que se dote a Ourense con más fondos de los que tiene ahora, ya que la mayor parte de los concedidos a Galicia vienen por las provincias de Lugo y Ourense, una demanda que también asume el presidente lo que nos parece muy importante”.

Los GDR tienen como principal función gestionar fondos europeos para desarrollar programas de dinamización local, contando para este fin con la colaboración de organismos públicos y colectivos de representación empresarial, social y vecinal en los territorios que abarca cada grupo. Están dotados con un equipo técnico (gerencia, técnicos y administrativos), además de órganos decisorios como una asamblea general, junta directiva o equivalentes. Cada uno de los grupos, de los que en Galicia existen 24, elabora una estrategia de desarrollo para su territorio, dentro de los criterios establecidos en el Plan Leader de la Unión Europea, programa que tiene como objetivos ayudar a las pymes agrícolas en medio rural a mejorar su productividad y competitividad, financiar nuevas iniciativas económicas y medioambientales y formar a la población en labores específicas y sostenibles.