Feijóo anuncia la desescalada: “pido más responsabilidad que nunca”

Publicidad

El presidente de la Xunta explicó las nuevas medidas y apeló a la responsabilidad ciudadana para prevenir una tercera ola de contagios

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acaba de anunciar el plan de desescalada en Galicia a partir de las 0,00 horas del viernes. Llamó a la precaución porque “sigue habiendo contagios”, matizó.

Dijo que aún cuando, junto a Canarias, la Comunidad gallega es la de menos incidencia del virus, “esto nos hace vulnerables pues nuestro porcentaje de inmunidad es muy inferior a otras comunidades”, precisó. “No hay razones para confiarnos”, sentenció. Y remarcó que “pido responsabilidad, más que nunca. El verdadero reto es bajar la curva sin tener que dar pasos atrás”.

Publicidad

Feijóo dijo que “reducir la curva limitando derechos y libertades no debe ser la única solución, pero debemos ser conscientes que con eso se afecta relaciones humanas y la economía. Pedimos que en esta importante apertura de la hostelería y en el encuentro de personas no convivientes se cumplan las normas.

Publicidad

El verdadero reto es bajar la curva sin dar pasos atrás, no volviendo a restricciones. “Hoy pido más responsabilidad que nunca”.

“Si la curva vuelve a despegar cerraremos aunque estemos en Navidad. Todos sabemos lo que hay que hacer”, añadió. Entre las videoconferencias y los abrazos hay términos medios: Hay que usar los medios de protección como la mascarilla.

Publicidad

Feijóo puso por delante la prudencia. Recordó la tendencia sostenida, estable y a la baja en contagios y presión hospitalaria durante el mes de noviembre. Un descenso que estimó en un 25 por ciento. Citó que Galicia es la cuarta comunidad autónoma con la menor tasa de incidencia en 7 días y que la ocupación en las UCI está al 8,7 por ciento.

Publicidad

Entre las principales medidas es la vuelta de la hostelería, en las zonas donde había restricciones, eso sí con limitaciones. También expresó que se autoriza las reuniones entre personas no convivientes aún cuando en número diferente, en función de la situación epidemiológica de cada zona, con número máximo de cuatro o seis.

Y señalo que se abre la hostelería en aquellas zonas donde había restricciones pero con limitaciones.

Publicidad

Respecto a la movilidad, Núñez Feijóo apuntó que es preciso restringirla con Portugal desde el viernes hasta el día 9 de diciembre. “Lo que más que no preocupa es la movilidad con nuestro país amigo y vecino, no con el resto de España”, puntualizó.

Así las cosas, las medidas del plan de la desescalada se resumen así:

  • Se permiten las reuniones con no convivientes, limitadas según indicadores de la situación epidemiológica
Publicidad
  • Se abre la hostelería, gradualmente también con limitaciones .
  • Se restringe el paso a y desde Portugal hasta el próximo 9 de diciembre.
Publicidad
  • Se mantiene el aforo al 50 por ciento en comercio, hostelería y transporte.
  • Se mantiene el toque de queda de 23,00 a 6,00 horas.
  • Tampoco en el toque de queda, que sigue siendo a las 23,00 horas.
Publicidad

Feijóo habló de cuatro niveles en el plan de desescalada:

1- Nivel de máxima restricción: Concellos con incidencia de más de 250 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. La hostelería podrá abrir terrazas al 50% hasta las 17,00 horas, con reuniones de máximo 4 personas, convivientes o no. (Afecta a Pontevedra y los ayuntamientos perimetrales de Poio y Marín; O Grove y Sanxenxo; Carballo y Laracha; y de forma individual, tendrán las máximas restricciones Tui, Ponteareas, Moaña, Vilalba, Narón, Redondela, Porriño, Cambados, y As Pontes)

2- Nivel medio alto:  Para aquellos con incidencia entre 150 y 250 casos por 100.000 habitantes en núcleos con más de 10.000 habitantes. Se contempla la apertura hostelería al 30% en el interior, 50% en el exterior y reuniones de máximo 4 personas sean convivientes o no. (Ferrol, Fene y Neda); Vigo, Mos, Nigrán y Gondomar; Vilagarcía y Vilanova; Lugo, Lalín, Cangas-; Coristanco, Cabana, Malpica, Ponteceso; Meis, Meaño, Ribadumia; Cee, Dumbría, Muxía; y ayuntamientos individuales de menos de 10.000 habitantes —Oroso, A Guarda, Vimianzo, Ribadavia, Xinzo y Vilaboa—.

Publicidad

3- Medio: Incidencia entre 100 y 150 casos por 100.000 habitantes en municipios con más de 10.000 habitantes. Abre toda la hostelería al 40% en el aforo interior y 50% en el exterior, hasta las 23,00 horas. Se prevé 6 personas máximo por mesa, sean o no convivientes. (A Coruña, Arteixo, Oleiros, Cambre y Culleredo;, Burela, Laxe, Silleda, Soutomaior, Ponte Caldelas, Barro y Cerdedo-Cotobade).

4 – Bajo o Básico:  Incidencia por debajo de 100 casos por 100.000 habitantes a 14 días en núcleos con más de 10.000 habitantes. La hostelería podrá abrir al 50% de aforo en interior y 75% en el exterior, con máximo de 6 personas por mesa, convivientes o no. Entran a este nivel Santiago, Ames y Teo; Ourense, Barbadás y Pereiro de Aguiar; A Estrada y Ares y el resto de los ayuntamientos gallegos.Santiago, Ourense, Barbadás, Pereiro de Aguiar o Ames y el resto de concellos gallegos.

Publicidad

Feijóo, que resaltó el importante impacto económico que está teniendo la pandemia, pidió que la desescalada no sirva de excusa para la relajación y precaución.

NAVIDAD

El presidente de la Xunta se pronunció sobre la Navidad.  Se remitió a las “unidades familiares” como las personas que viven en la misma casa, que comen y duermen en el mismo hogar todos los días: “Si la familia, los hijos, no viven en la misma casa, o en la misma ciudad, no lo consideramos unidad familiar”. Por ello, “recomendamos las unidades familiares”.

Publicidad

Explicó que dos unidades familiares (dos parejas y cuatro hijos, por ejemplo, serían 12 personas) tienen un riesgo menor para juntarse que otras unidades distintas y aún cuando el número de estas sea inferior. “La Navidad también depende de lo que todos consigamos de aquí a esa fecha, en el descenso de la curva”, puntualizó. Y recordó que la propuesta en los encuentros familiares es que los niños de menos de 10 años no computen.

Feijóo indicó que hay que reprender a los que incumplen y por eso solicitará a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a través de la Delegación de Gobierno, un plan de vigilancia para que sean implacables en todas las conductas irregulares.

Publicidad

“Comprendemos que es difícil no abrazar a la familia, pero abrazarlos puede suponer que se contagien o mueran. Comprendemos que es muy difícil cumplir las medidas de la hostelería, que hizo un gran esfuerzo, pero no hacerlo significará su cierre. Comprendemos que es difícil mantener el uso de la mascarilla, pero no hacerlo cuesta vidas y empleos”, valoró.

Publicidad

Finalmente, argumentó que es preciso no desfallecer hasta la llegada de la vacuna. Pero “para no vivir una tercera ola de coronavirus, “todos debemos ser responsables. La responsabilidad es más necesaria que nunca porque las limitaciones son más laxas”.

“Lo importante no es llegar a Navidad, sino a enero”, en alusión al riesgo de una tercera ola y a no ingresar en el hospital por coronavirus a raíz de la celebración navideña.