Emilio González: “la N-120 es una prioridad absoluta mientras avanza la A-76”

Emilio González con los alcaldes de Vilamartín, Petín, Larouco y O Barco y empresarios
Publicidad

El subdelegado se reunió con empresarios y alcaldes de la comarca para abordar las necesidades de las infraestructuras viarias en la comarca

El Salón de Plenos de la Casa del Ayuntamiento de O Barco de Valdeorras acogió esta mañana una reunión informativa en la que el subdelegado del Gobierno en Ourense, Emilio González Afonso, dio a conocer a los alcaldes y empresarios de la comarca de Valdeorras el balance de obras de conservación y de mejora del reafirmado y de la seguridad vial en la N-120 durante el año 2019 y el último semestre del 2018, valoradas en más de 12 millones de euros —incluyendo el tramo perteneciente a la provincia de Lugo—.

En el encuentro, estuvieron presentes representantes de la Asociación Empresarial de AEVA;el gerente del Clúster de la Pizarra, Severino González; las alcaldesas de Petín, Larouco y Carballeda, Raquel María Bautista Carballo, Patricia Lamela y María del Carmen González, respectivamente; y los alcaldes de O Barco y Vilamartín, Alfredo García y Enrique Álvarez Barreiro.

Un momento del encuentro con González Afonso

González Afonso recordó la inversión en la circunvalación de O Barco de Valdeorras, actuación que contará con un coste final de 54 millones de euros.

Publicidad

El subdelegado del Gobierno quiso transmitirles a los alcaldes y a los empresarios de la comarca de Valdeorras la especial preocupación que tiene el Gobierno en mantener la N-120 en las mejores condiciones, puesto que esta vía supone para el tráfico pesado la segunda más importante de la provincia después de la la A-52.

Intervención de González Afonso

Asimismo, Emilio González afirmó que “se seguirá trabajando para garantizar la seguridad de la N-120”, señalando que el 14 de mayo se aprobó un proyecto de rehabilitación del firme en los términos municipales de Rubiá, O Barco de Valdeorras, Carballeda de Valdeorras, Vilamartín, A Rúa y Larouco con una inversión de 1,6 millones de euros.

Publicidad

Igualmente, recordó que se encuentran en redacción proyectos para la implantación de carriles de adelantamiento en la N-120 en la zona de Os Peares y en el Alto de la Guítara, así como el proyecto para la construcción del enlace y de la reordenación de accesos en Vilamartín de Valdeorras, demanda histórica de la comarca. “La carretera se hizo en los años 80 y lógicamente presenta deficiencias. Pero ya se está haciendo un estudio de taludes”, explicó.

El subdelegado del Gobierno también dio a conocer el estado de los proyectos de los tres subtramos de la A-76 (Ponferrada-Ourense), puesto que el Estado trabaja intensamente en la redacción de los mismos, al igual que en el proyecto de la circunvalación de Monforte de Lemos.

Alcaldes y empresarios solicitaron que desde la Subdelegación del Gobierno se demande un mayor grado de conservación de la N-120 mientras no se lleve a cabo a infraestructura de la A-76.

El alcalde de O Barco, Alfredo García, reconoció las mejoras en la N-120 si bien señaló la necesidad de la renovación de la capa de pintura. También incidió en la necesidad de diseñar planes de mantenimiento para la N-120 apuntando a la posibilidad de un tercer carril.

Los empresarios recordaron la lucha incesante por la mejora de las vías de comunicación de Valdeorras, que comenzó hace más de 20 años.

La alcaldesa de Larouco, Patricia Lamela, citó la necesidad de la reparación de arreglo de la N-636 , tan transitada como la N-120 hacia Ourense.

Emilio González agradeció las sugerencias y tomó nota de las mismas. Incidió en que “desde lo primero momento el Gobierno está trabajando en las necesidades que tiene la provincia de Ourense en materia de vías de comunicación”, destacando el intenso trabajo que el Ministerio de Fomento está llevando a cabo para reparar el firme de la N-120 en la zona.

“Hay una prioridad absoluta desde Fomento de mantener en las mejores condiciones la N-120 y paralelamente seguir trabajando en otros tramos”.