El pleno de O Barco acabó en un pequeño rifirrafe por el «quita y pon» de una moción

Publicidad

La Corporación aprobó una modificación presupuestaria de 447.728 euros para obras y la adhesión al convenio del Inorde para la promoción del Xeodestino Manzaneda-Trevinca, entre otros asuntos

El pleno de la Corporación municipal de O Barco aprobó asuntos de relevancia como una modificación presupuestaria de 447.728 euros para la ejecución de obras en el municipio y la adhesión al convenio de colaboración entre el Instituto Ourensán de Desenvolvemento Económico (Inorde) y los Concellos de A Rúa, A Veiga, Carballeda de Valdeorras, Larouco, O Barco, O Bolo, Petín, Rubiá, Vilamartín, A Pobra de Trives, Chandrexa de Queixa y Manzaneda para la promoción turística del Xeodestino Manzaneda-Trevinca.

En el ámbito del convenio del Xeodestino, el portavoz del grupo de gobierno, Aurentino Alonso, detalló que aún cuando se detectaron algunas reparos como la vigencia hasta finales del 2025 (debería ser por cuatro años), «son subsanables», respaldando la promoción turística conjunta.

Dio a conocer que el presupuesto es de 93.800 euros de los que 65.000 serán aportados por la Xunta; 14.400 por el Inorde y 14.400 por los ayuntamientos (destinando el de O Barco 5.303 euros). Ello permitirá contratar un técnico, que se encargará de gestionar las acciones de promoción y de los equipos de trabajo para el avance del Xeodestino.

Publicidad
Publicidad

El concejal de Riada Cidadá, Félix García Yáñez, expresó su conformidad con el destino de los fondos del Concello para el proyecto del Xeodestino pero «si aportamos más, lo normal es que hubiese un voto ponderado en base a las aportaciones», propuso.

Por su parte, la portavoz del PP, Sabina Aguado, argumentó que «el turismo va a ser motor económico de la comarca y por tanto todo lo que se haga en este sentido va a contar con nuestro apoyo».

El alcalde, Alfredo García, destacó la importancia de contar con personal para el desarrollo turístico porque sin ello «sería imposible. Lo más importante es que hayamos conseguido, después de tantos años, llegar hasta aquí». Y ensalzó la tarea de la gerente del Inorde, Emma González, que «tiene ganas de sacar esto adelante, hizo un proyecto y lo puso en marcha».

Aclaró que con cargo al proyecto del Xeodestino no hay gasto de inversión, solo es para promoción turística, «que es lo que toca ahora».

El punto prosperó con la abstención de Riada y BNG.

El «quita y pon» de una moción

El pleno acabó en un pequeño rifirrafe a raíz de los cambios en el texto de una moción del BNG que eliminó alguno de sus puntos para consensuarla con el grupo de gobierno socialista.

La portavoz del PP, Sabina Aguado, lamentó el proceder de «quita y pon» en la moción nacionalista cuando en el caso de su grupo, dijo, nunca le fue autorizado en otras sesiones plenarias.

Reprochó al portavoz del BNG que eliminase dos puntos de la moción, que «la modifique para que el grupo de gobierno no tenga que votar en contra».

Después de avanzar que su grupo estaría dispuesto a apoyarla (sin una moción de adición de Riada Cidadá), Sabina Aguado espetó a Vilasánchez que «nunca pensé de usted que se entregase tan alegremente al poder. Pensé que era más idealista» a lo que Suso Vilasánchez respondió: «Soy pragmático».

El alcalde, Alfredo García, rechazó con rotundidad la «política de conveniencia» a la que aludió el PP en el «quita y pon» de mociones argumentado el cumplimiento de las reglas del juego democrático: «No hay ni ha habido discriminación», señaló, de ningún grupo de la Corporación, recurriendo además a la normativa que avalaba la supresión de puntos en la moción nacionalista.

El regidor subrayó la «total libertad» que reina en los plenos para «exponer lo que cada grupo quiera. Nunca le he cortado a nadie el uso de la palabra porque no se ajustase al guión». Y remarcó la condición de irrelevante que se aprobase o no la moción nacionalista porque «lo importante es que se ha debatido».

La moción en cuestión instaba al Gobierno abaratar el precio de la luz, nueva regulación de tarifas eléctricas; solicitar al Gobierno y la Xunta a la creación de una empresa pública de electricidad que asumiese la explotación de centrales eléctricas y de las nuevas energías alternativas, entre otras cuestiones como la reducción de impuestos, punto este último retirado del texto «porque las empresas de la luz se están forrando, con grandes beneficios, y resulta que le pedimos al Estado que baje impuestos para que ellas se sigan forrando y el Estado no pueda prestar sus servicio», dijo el regidor.

Aurentino Alonso, portavoz del PSOE, rechazó también que el Gobierno central esté «maltratando a los consumidores más vulnerables», como apuntaba la moción del BNG, pues «al contrario, está tomando medidas».

Por su parte, el PP reivindicó el abaratamiento de la electricidad ya que «la factura sigue subiendo» y Riada Cidadá presentó su moción de adición para instar a la creación de una empresa pública de gestión de electricidad y energías renovables.

Sea como fuere, la moción del BNG que desató la anécdota prosperó sin parte de su contenido.

El festivo de Santa Rita en 2022: lunes 23 de mayo

En la sesión, el alcalde, Alfredo García, dio cuenta de los festivos locales de 2022: el lunes 23 de mayo y el miércoles 14 de septiembre.

Además, se informó del dictamen de aprobación de declaración de especial interés o utilidad pública de las obras de reparación de las fachadas de la Casa Carballo de O Castro, por concurrir circunstancias sociales, histórico artísticas o etnográficas.

También, se acordó la propuesta de revisión de precios del contrato de recogida de residuos sólidos y limpieza viaria de los últimos tres años y se aprobó un reconocimiento extrajudicial de crédito para el pago de facturas por algo más de 2.000 euros.