El coronavirus es cosa de todos: por un confinamiento responsable

1043
Publicidad

El coronavirus es cosa de todos. La batalla se gana en función de la responsabilidad individual. Las horas previas al confinamiento oficial tuvieron respuesta, al menos en las grandes ciudades, demostrando una conducta ciudadana ejemplar. El aislamiento planta cara al virus. El comportamiento individual será decisivo en la lucha.

Publicidad

En Galicia ya van dos personas fallecidas y 153 casos.

El estado alarma se aplica a todo el territorio nacional —previsto en el artículo 116 de la Constitución—. La explicación que dio el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de las medidas acordadas por el Consejo de Ministros extraordinaria, mantuvo sin respirar a millones de personas sentados frente al televisor.

Publicidad

Pero, ¿qué se puede y no se puede hacer?

Puedo salir a la calle sólo para: Debemos quedarnos en casa. Solo se puede salir a la calle de uno en uno, de forma individual, o bien acompañando a personas con problemas de movilidad para la:

  1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.
  2. Asistencia a centros sanitarios. 
  3. Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.
  4. Retorno al lugar de residencia habitual.
  5. Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
  6. Desplazamiento a entidades financieras
  7. Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
  8. Cualquier otra actividad de análoga naturaleza debidamente justificada.

Sólo puedo circular en coche particular para las actividades permitidas (citadas anteriormente) o para repostar en gasolineras.

No se puede salir a la calle para caminar, hacer deporte o correr.

Los establecimientos que abren son:

  • Alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad
  • Establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos
  • Productos higiénicos
  • Peluquerías
  • Prensa y papelería
  • Combustible para la automoción
  • Estancos
  • Equipos tecnológicos y de telecomunicaciones
  • Alimentos para animales de compañía
  • Comercio online, telefónico o correspondencia
  • Tintorerías y lavanderías.

Podemos ir al supermercado, pero se debe evitar aglomeraciones, emplear el tiempo justo para hacer compra y mantener un metro de distancia entre personas. Nada de relaciones sociales. Además se prohíbe consumir alimentos en las tiendas. 

No se puede quedar con amigos en la calle ni en sus domicilios. Sólo se pueden visitar personas para prestarles atención (mayores dependientes, por ejemplo). El decreto recomienda salir a la calle de uno en uno.

No se puede ir a los parques con los niños —ya están cerrados—. 

Sí se puede sacar el perro.

Los periodistas sí pueden salir para hacer su trabajo e informar de esta crisis.

Sí se puede enviar comida a domicilio y no se restringe el comercio online, telefónico ni los envíos postales.

Sí se puede ir al médico o centro de salud. Pero si no es urgente, se aconseja posponer las citas para liberar los recursos médicos para las personas que más lo necesiten.

Los servicios de transporte con consideración de servicio público y que dependan de las comunidades autónomas, mantienen toda su oferta.

Los transportes de media distancia quedan al 50%.

El incumplimiento o la resistencia a las órdenes de las autoridades competentes en el estado de alarma será sancionado con arreglo a las Leyes, en los términos establecidos en el artículo 10 de la Ley Orgánica 4/1981, de 5 de junio

El período es de 15 días. Si hay síntomas o sospecha que padece el coronavirus hay que llamar al número 900 400 116.

El confinamiento precisa una actitud comprometida y responsable de la población.

Es cosa de todos y está por encima de todo. Todos contra el coronavirus.