El coronavirus cierra comercios, bares y desabastece los supermercados

2165
Publicidad

El Sergas recomienda quedarse en casa y los Concellos como el de O Barco y A Rúa editan bandos sobre el cierre de instalaciones públicas

El coronavirus se hace onmipresente en Valdeorras. Riadas de vecinas y vecinos se han lanzado a los supermercados en la jornada de hoy para iniciar el “yo me quedo en casa” al que ha invitado el Gobierno, después de decretar el estado de emergencia.

Publicidad

Durante todo el día los establecimientos de alimentación han registrado el acelerado movimiento de los carros de la compra, en los que no cabía un alfiler.

“Esto es una locura”, indicaban ya estenuados los trabajadores de una gran cadena de alimentación. Un no parar que también les mantuvo preocupados al estar expuestos a tanta afluencia de personas. “Las cajeras se llevan la peor parte, la distancia con los clientes es mínima”, señalaban.

Publicidad

El pánico se ha adueñado de Valdeorras. Mareas de gente “tomaron” los supermercados para emprender el particular aislamiento. Estanterías completamente vacías y “arrasadas” en productos. En algún establecimiento, se agotó hasta el papel higiénico.

Entre los compradores también hubo un buen número de jubilados y jubiladas de las ciudades españolas más afectadas por el coronavirus que, al igual que los estudiantes, han salido como un rayo de los principales focos de infección. Ahora ya están alojados en sus pueblos de origen, en Valdeorras, para tratar de “esconderse” y burlar al coronavirus.

Publicidad

“Parece Semana Santa. Hay el mismo movimiento de gente foránea y de aquí”, comentaban empleados de los supermercados.

En algunos bares de O Barco y A Rúa han echado la persiana y reza el cartel “cerrado por coronavirus”. Se suman así a la cadena de iniciativas, que comenzó con el cierre de colegios, actividades deportivas y otras, para aportar su granito de arena en el intento de contención de la declarada pandemia.

También los comercios cierran.

Por su parte, el Concello de O Barco editó un bando de carácter urgente en el que el alcalde, Alfredo García, además de recordar la suspensión de servicios públicos de prestación mnicipal (guardería, pabellón y biblioteca, entre otros) ordena el precinto del espacios de juego infantiles y suspende la autorización de mesas y sillas (terrazas) en los bares.

El Concello de A Rúa también ha editado otro bando similar en el que certifica el cierre del pabellón, Centro Cultural Avenida y todas las instalaciones dependientes de la institución local. Al mismo tiempo, le ruega a los ciudadanos que se abstengan de acudir presencialmente a la Casa Consistorial. Para cualquier gestión o trámite da un teléfono: 988 31 01 16, para trámites generales y 988 31 22 29, para cuestiones relativas a Servicios Sociales.

Las medidas son similares en los ayuntamientos vecinos de la comarca como el de Vilamartín.

Frenar el coranavirus es cosa de todos.

El coronavirus, ese “todopoderoso” pone en jaque a Valdeorras y al Planeta.