“Cinco de 7 conductores fallecidos no llevaban cinturón de seguridad”

Publicidad

El subdelegado de Gobierno, Emilio González, y el jefe provincial de Tráfico, David Llorente, recuerdan que este elemento de seguridad salva vidas

La Subdelegación del Gobierno en Ourense y la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT) recuerdan la obligatoriedad del uso del cinto de seguridad para todos los ocupantes de los vehículos y en todo tipo de vías como un elemento básico y fundamental de la seguridad vial.

Cinco de cada 7 conductores fallecidos en la provincia de Ourense, en 2020 y en lo que va de 2021, no llevaban cinturón de seguridad, advierten el subdelegado de Gobierno, Emilio González Afonso, y el jefe provincial de Tráfico, David Llorente.

Emilio González Afonso señala que aunque el uso del cinto de seguridad se incrementó durante los últimos años, “existen aún graves lagunas conductores y acompañantes que no acostumbran a emplearlo y, por eso, hay que seguir insistiendo en la necesidad de usar este sistema de seguridad”.

Publicidad
Publicidad

El subdelegado insiste en “llevar a cabo este gesto tan simple supone un seguro de vida”.

Por su parte, el jefe provincial de la DGT, David Llorente, recordó que cinco de los siete conductores de turismos y furgonetas fallecidos en la provincia de Ourense durante el año 2020 y de lo que va en 2021 no hacían uso del cinto de seguridad. “Este elemento de retención es imprescindible y reduce el riesgo de fallecimiento o lesiones graves en caso de accidente”, indicó.

Asimismo, señaló que durante ese período se retiraron en la provincia un total de 2.859 puntos por no hacer uso de este elemento de seguridad.

Publicidad

Ante estos datos, Emilio González y David Llorente recordaron la necesidad de emplear de manera correcta el cinturón de seguridad para que cumpla su función. Han dado unas pautas, por ejemplo:

  • Llevar el cinturón holgado provoca un “efecto submarino”, de forma que ante una colisión el conductor se desliza por debajo del cinturón, chocando contra el volante o el salpicadero y agravando las lesiones que se puedan producir.
  • No usar el cinturón de seguridad empeora las lesiones producidas por otros elementos de seguridad pasiva como son el airbag o el reposa cabezas.
  • La sanción por no emplear el cinto de seguridad asciende a 200 euros y lleva aparejada la retirada de 3 puntos del permiso de conducción, aunque la próxima reforma de la Ley de Tráfico incrementará a 4 puntos a sanción por cometer esta infracción.
  • En España su uso en carretera es obligatorio desde el año 1974, y en vías urbanas y en las plazas traseras del vehículo desde el año 1992.

Recordamos la importancia del cinturón de seguridad en la siguiente noticia: