Catrina Matínez: “Corsetería Ladys oferta prendas de alta gama y calidad”

0
402
Catrina Martínez Carracedo

Corsetería Ladys, ubicada en la calle Marcelino Suárez 35, es un establecimiento clásico en O Barco. Lleva funcionando 44 años. Desde hace tres, tomó las riendas del mismo Catrina Martínez Carracedo, conocida por Cati, una diseñadora de interiores cuya profesión nada tenía que ver con el mundo de la ropa interior. O sí, por aquello de que ahora viste el interior de las personas.

Catrina Martínez se ha volcado de lleno en su negocio, poniendo todo su cariño y dedicación en la venta. “Nunca pensé que iba a tener una corsetería. Mi madre y mi marido me animaron a que emprendiese. Estoy contenta. Me gustaría que fuese más fácil”, dice en alusión a que el comercio local vive una etapa complicada, por el arrastre de la crisis, la competencia de las grandes superficies y las ventas por internet. Pero día a día le pone todo su amor para seguir adelante. “Doy las gracias todas las personas que entran por la puerta del negocio”, expresa.

Las claves para que Corsetería Ladys sea diferente es que durante 44 años se ha mantenido en su línea, la apuesta por la “ropa interior y lencería de calidad”, dice. A partir de ahí, ha ido incorporado novedades del mercado.  El sector de las corseterías ha ido evolucionado mucho. La moda cambia. Los vestidos son más escotados. Por ello, cada vez hay prendas nuevas, por ejemplo bodies específicos para espaldas escotadas.  También existen sujetadores de todo tipo, especiales, en función de las necesidades de cada persona, incluso para las mujeres que han sufrido cáncer de mama.

La ropa interior actual también modela el cuerpo. En este apartado hay un mundo para que los tejidos se adapten a la piel como un guante, incluso modelos reductores.

Argumenta que no todas las personas saben qué talla usar. Para el tallaje hay que tener en cuenta las medidas de contorno y copa, fundamentales para una buena sujeción y que no se deforme el pecho. Esto es imprescindible pues “hay clientas que tienen verdades dificultades para encontrar un sujetador cómodo y aquí es donde también entra la calidad del producto”, esgrime.

Si se quiere una ropa interior cómoda, que guste y siente bien, “siempre hay que apostar por la calidad. Es una inversión. Los precios son más elevados pero van justificados por el valor del producto, que tiene otro tacto otro encaje etc. Esa es la diferencia con respecto a materiales de gama más baja”, argumenta.

Una buena marca siempre se traduce en comodidad, salud y estética. Además, Corsetería y Lencería Ladys oferta pijamas, batas y línea de baño como  vestidos de playa y bikinis (con tallas independientes para la parte superior e inferior). Las futuras novias también encuentran en Corsetería Ladys lo que necesitan tanto ropa interior  como batas de maquillaje.

Ladys mantiene, a su vez, una sección dedicada al hombre, con ropa interior, camisetas, calzoncillos, y calcetines así como pijamas y batas.

Cuenta con una marca concreta de ropa interior térmica femenina, masculina y de niño de dos tipos, una que aisla la humedad del cuerpo y otra más específica, para los clientes que precisen una prenda térmica más exigente,  confeccionada con tecnología aplicada en la ropa interior de los astronautas.

Catrina Martínez destaca que en su establecimiento procura que el cliente se sienta como en casa.  También da todas las facilidades para que se puedan cambiar las prendas si hubiese algún problema.

En cuanto a los precios, señala que son acordes a la calidad, si bien hay otros medios asequibles a la mayoría de los bolsillos.  “Sólo trabajo artículos de calidad, la mayoría de casas españolas, pero también francesas e italianas. Esto es lencería es calidad”, concluye.