Alvaro Fernández: “el cierre de A Rúa fue duro, pero peor es el virus”

Publicidad

El alcalde señala que aún cuando solo quedan 4 casos, para las restricciones los epidemiólogos no solo evalúan el número de positivos

A Rúa tiene 4 casos de COVID-19 y continúa cerrada perimetralmente con restricciones de nivel medio-alto. La reunión del Comité Clínico en las próximas horas revelará si se levantan. Sea como fuere, el alcalde, Álvaro Fernández, considera que no se debe hacer demagogia con este tema. Justifica la medida porque los epidemiólogos “son los expertos. No solo tienen en cuenta el número de casos, sino otros datos y factores de riesgo. Observan un buen número de parámetros, entre ellos el comportamiento social en un municipio que ha estado en vigilancia especial”, detalla.

Publicidad

Álvaro Fernández indica que el hecho de que no se levantasen las restricciones después de Reyes se traduce en una forma de prevención frente a la COVID-19. “Ha sido una forma de no arriesgar a las puertas de un fin de semana, de no volver para atrás con el consiguiente perjuicio para A Rúa y el resto de la comarca”.

Él mismo ha cumplido las restricciones a rajatabla. No se ha movido del municipio ni para visitar a sus familiares en la cercana localidad de Arcos (Vilamartín). Si el cierre perimetral es duro, peor es la COVID-19, estima.

Publicidad

Hubo desconcierto con la continuidad del cierre perimetral en A Rúa debido al número reducido de casos de COVID-19

Eso es una decisión del Comité Clínico. Los expertos son los que tienen toda la información, desde cómo va un municipio, la gente que acude al centro de salud con síntomas, la correlación de los positivos, el impacto que tendría en el colapso sanitario en el Hospital de Valdeorras e, incluso, el comportamiento social, entre otros. Entiendo que tal y como está la COVID-19 en todas partes no se arriesgase después de Reyes. No podemos volver atrás. Las decisiones no las adoptan en función del número de casos, sino sería muy fácil.

Publicidad

Y hablando de comportamiento social, ¿cómo se porta la población?

No soy quién para juzgarlo. Pero en términos generales, bien. Eso sí, ha habido constancia de que unos pocos no han respetado las normas. De hecho, son conocidas las sanciones en el ámbito de la hostelería. Eso influye en el cierre perimetral. La gente debe entender que hay que cumplir la normativa. No puede ser que la mayoría de la hostelería cumpla, por ejemplo, y algunos de ellos no mantengan distancias, aforos etc. Tampoco hay que olvidar los casos que salieron por celebraciones de matanzas y de fiestas. Evidentemente, han pagado justos por pecadores con las restricciones, de las cuales se advirtió, pero lo primero es la salud de la población.

Publicidad

En A Rúa se ha llegado a decir que es una decisión política, como también se dijo su día de otros municipios siendo de signos políticos totalmente contrarios, ¿pinta o manda algo el tema político en un cierre perimetral?

Las autoridades sanitarias no se “casan” con nadie. Esos comentarios son pura demagogia, son una irresponsabilidad. En A Rúa se llegó a decir que “está abierta y está peor que ninguna, no la cierran porque es del PP“. Y ahora que no la abren también dicen que tiene la culpa el PP. No es verdad. Nos cerraron cuando tuvieron que cerrar, cuando se produjo una situación determinada con brotes que no estaban controlados, fiestas etc. A Rúa está siendo administrada con los mismos criterios que en otras poblaciones, ni más ni menos. No se siguen criterios políticos. En cuanto a la apertura, repito, no es tan sencilla. No se iba a hacer en un fin de semana, momento en el que con la movilidad se podría haber desatado alguna fiesta y, de este modo, liarla parda. Después de este cierre perimetral y el gran sacrificio de todos y todas no se podía dar pasos en falso, volver para atrás.

Publicidad

¿Habrá sorpresas en las próximas horas en cuanto al cierre perimetral y las restricciones?

No lo sé. Espero que la situación se normalice y que la gente se dé cuenta de lo importante que es hacer las cosas bien para seguir viviendo con un mínimo de tranquilidad. Los expertos son los primeros que tienen e información. Hay que tener muy presente los repuntes que está habiendo en toda la provincia de Ourense. El coronavirus existe. El virus aún no se ha solucionado, está ahí.