Álvaro Fernández: “Debemos ser más cívicos que nunca”

0
1129
Alvaro Fernández, alcalde de A Rúa

El alcalde de A Rúa invita a los vecinos a seguir manteniendo un confinamiento ejemplar

El alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández, vive el día a día que marca el confinamiento compatibilizando su tarea en el Concello con su vida familiar. Horas antes de que el Gobierno decretase el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, falleció su abuela —en este caso por causas naturales que nada tuvieron que ver con el coronavirus—. Vivió así en primera persona una despedida atípica de su ser querido.

“Todavía no había la orden general restrictiva del estado de alarma. Pero no pusimos esquelas, ni se recibió duelo. Fue una cuestión de responsabilidad. Además, ya estaban cerradas las iglesias, ya no se hacían misas. La familia más cercana estuvimos a pie de cementerio por tiempo ilimitado”, cuenta.

Al margen de esta historia personal, Álvaro Fernández valora que esta pandemia sin precedentes genera una tristeza a la que hay que sobreponerse cada día y garantiza que desde el Concello, no sólo se afana en la tarea municipal inherente a la institución local sino también en todas aquellas iniciativas coordinadas y programadas para la ayuda a la población durante el confinamiento.

Álvaro Fernández en su despacho, en el Concello de A Rúa

¿Cómo discurre su día a día en medio de esta pandemia?

Voy todos los días al Concello, donde asumo las tareas propias y otras derivadas de la pandemia como la coordinación de los servicios de ayuda a la población a través del Ayuntamiento, Policía Local y Protección Civil; recepción y reparto de material de protección, labores de desinfección de calles y contenedores etc. El personal municipal trabaja con turnos para evitar contacto entre sí, de modo que hay una persona por servicio. Los concejales estamos en despachos separados para cumplir el distanciamiento social. Y también hago teletrabajo. La prioridad es que estemos coordinados y trabajar de manera eficiente. Ya en mi casa, destino el tiempo a estar con mi familia.

Publicidad

¿Lo que más desea es…?

Que no haya fallecimientos. Ya son tristes las pérdidas, cuanto más si no se puede despedir a los seres queridos. Para que cada vez haya menos, todos podemos sumar. Es responsabilidad de todos y todas respetar el confinamiento para salvar vidas.

Nada volverá a ser igual

Más adelante, cuando todo pase, habrá que ver cómo se reorganiza todo y cómo podemos ayudar desde el Concello a la revitalización económica del municipio. Ahora mismo, es pronto para programar cualquier tipo de medida a la espera de la evolución de esta pandemia.

Hace unos días informaba de 10 casos de coronavirus y cero casos en dos residencias

Al margen de los números, creo que no podemos relajarnos. Sigo diciendo que no hay que bajar la guardia. La mejor medida de protección no es la mascarilla sino el confinamiento. A Rúa está siendo ejemplar y ojalá siga así. Es cierto que cuando pasa un festivo o un fin de semana, se nota algún pico o repunte de gente en la calle, pero los vecinos se han concienciado de que estar en casa salva vidas. Y creo que en este momento, aún cuando los nervios estén a flor de piel, debemos ser más cívicos que nunca.

Labores de desinfección que se llevaron a cabo en A Rúa

El Concello de A Rúa lleva ya dos semanas con recepción de mascarillas y material de protección

Sí. La Xunta nos ha facilitado material. De hecho, además de destinarlo a los servicios correspondientes, hemos acercado mascarillas a vecinos de pueblos como Roblido y San Julián, mientras que la Policía Local repartió algunas entre personas mayores. Estamos realizando también las desinfecciones en la vía pública y contenedores.

¿Qué iniciativas de ayuda destaca de esta pandemia?

Llamamos todos los días por teléfono a las personas que viven solas. También Protección Civil realiza una labor importante como, por ejemplo, realizar la compra a personas que no pueden ir al supermercado. Destinamos y organizamos ayudas para necesidades básicas a través de Servicios Sociales a los colectivos más desfavorecidos. Y para entretener a la población llevamos a cabo a través de las redes sociales un “campamentonacasa” y la apertura de un espacio para “artistasdacasa”, implicando así a las personas en actividades creativas.

.