Álvaro Fernández: “A Rúa quiere tener mayor pulso y que la gente se quede a vivir”

Publicidad

El alcalde dice que para conseguir este objetivo se está renovando la imagen de la villa con la mejora de espacios urbanos y más servicios

El alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández, afirma que uno de los objetivos prioritarios de este municipio es recuperar su esplendor, pulso y peso comarcal además de fijar población. Para ello, el Concello se afana en acondicionar y mejorar la imagen de la villa.

Aspira a ocupar una posición de mayor relevancia en el conjunto de Valdeorras. Álvaro Fernández cree que hay que equilibrar la balanza en el desarrollo de los municipios.

¿A dónde quiere llegar A Rúa desde el punto de vista comarcal?

Publicidad

Aspira a recuperar el peso y pulso del pasado. Lo que está claro es que O Barco y A Rúa son dos poblaciones parejas, que se desarrollan, viven y conviven entre ellas. Yo siempre salí en O Barco, compré e, incluso, viví en esta localidad. No se pueden comparar, cada una es diferente. O Barco tiene más tirón, hospital etc.

Publicidad

A Rúa es un ayuntamiento en una situación determinada, con sus problemas para mantener infraestructuras y servicios. O Barco y A Rúa se pueden desarrollar a la par o uno más que otro, pero hay que ser un poquito espléndidos desde el punto de vista de compensar servicios. A Rúa está más cerca de otros ayuntamientos y estos últimos también tienen necesidades. Se debe equilibrar la balanza en el desarrollo comarcal. A Rúa merece su lugar.

La juventud de A Rúa se va a vivir a O Barco

La gente elige donde quiere vivir y nadie le puede decir donde puede estar. Lo hace por gusto. A mí me encanta A Rúa. Pero es cierto que hacía falta darle una limpieza, otra imagen. Y así lo hicimos. Ya se nota el cambio. Estamos haciendo un importante esfuerzo, apostando por mejorar A Rúa, por cuidar detalles.

Publicidad

A Rúa es mi casa, la casa de los vecinos. No puedes atraer a la gente para vivir aquí si tienes el pueblo abandonado. Y eso es es en lo que estamos, en ofrecer mejores servicios y calidad de vida. Por ello, se ha hecho una importante renovación.

Álvaro Fernández con vecinas de A Rúa

¿Qué mejoras destacaría?

La primera la limpieza y acondicionamiento de espacios públicos. Ahora vas a O Aguillón y se ha acondicionado de forma integral. Se ha reparado el pavimento del paseo, se han pintando las barandillas. Es un espacio ideal, muy bien cuidado. A Rúa luce más ahora. Es cierto que puede haber defectos o mejoras pendientes, no podemos llegar a todas partes porque es una cuestión económica y de personal, pero por qué esto venía de atrás y porque no tenemos recursos ilimitados. Pero con mucha menos gente en la brigada y pocos recursos estamos haciendo mucho más. Y también las obras, entre ellas la de reforma estética y de servicios básicos (saneamiento y abstecimiento) de la calle Campogrande, que será fundamental para fijar población. El objetivo es abarcar más zonas, a medida que obtengamos financiación.

La idea de la Diputación de que algún día pudiese trasladarse la sede del Consello Regulador de Vilamartín a este municipio generó “revuelo” en Vilamartín, Valdeorras y llegó incluso a un pleno en O Barco

El Consello Regulador es un organismo autónomo, toma sus propias decisiones y hará lo que le convenga.

A Rúa parece ser el lugar favorito para manifestaciones…

(Se ríe) Sí. Es el lugar de moda para manifestaciones de ámbito comarcal porque gobierna el PP. Se convocan por el tren, por la sanidad etc. Yo miro el lado positivo: Si al terminar se sientan en las terrazas, pues sirvió para algo; es decir si esto sirve para dinamizar la hostelería durante unas horas, pues muy bien. Y si la gente de la comarca se acostumbra a venir a manifestaciones y después aprovechan para comprar en A Rúa, pues de maravilla. Y si quieren venir a vivir, pues nosotros encantados.

El trazado Camino de Invierno ha tensado las relaciones con Vilamartín. ¿Invitaría al alcalde de este municipio a recorrer juntos el trazado alto polémico de esta Ruta Jacobea?

No me esperaba la reacción del alcalde de Vilamartín. La polémica por el trazado no tiene sentido. Hay que sumar, no restar. Yo estoy abierto siempre a las relaciones cordiales.

¿Cómo valora esta etapa?

Nunca entro en polémicas de ningún tipo. Eso no es bueno para A Rúa. No hay división ni fracturas en el día a día, solo trabajo para y por A Rúa.