Alfredo García: “destinamos 117.000 euros a medidas y ayudas en esta pandemia”

839

El alcalde de O Barco hace balance, anuncia que el Concello condona el pago de la tasa de las terrazas y amplia la cuantía del convenio del Centro Comercial Aberto para material de protección contra el COVID-19

Primera comparecencia pública ante los medios de comunicación del alcalde de O Barco después del largo confinamiento, ahora ya en la desescalada. Alfredo García explicó que el Concello ha estado al pie del cañón de forma permanente para ejecutar medidas en las que ha sido muy valioso tanto el papel del personal propio de la institución local como el del buen número de voluntarios y voluntarias que se han involucrado de lleno en iniciativas solidarias para desplegar ayuda en medio de la pandemia del coronavirus.

Publicidad

Alfredo García hizo balance y anunció nuevas iniciativas. “El Concello ha reaccionado” sin escatimar en compromiso, explicó. Recordó que se han ejecutado de forma continua labores de desinfección de las calles y espacios más transitados, además del entorno de comercios y supermercados como prevención frente al COVID-19.

También citó el reparto de Elementos de Protección Individual y agradeció la implicación de los voluntarios y voluntarias, como las personas que hicieron batas con bolsas de basura; el voluntariado de Protección Civil, que repartió EPIS, material e incluso deberes de los colegios; las felicitaciones de cumpleaños a niños y niñas; la labor de la Policía Local y el GES, que “han hecho un trabajo fundamental”, sentenció.

Publicidad

Además, Alfredo García destacó la labor del departamento de Servicios Sociales. “Las trabajadoras sociales han hecho su labor continuamente, sin bajar el ritmo, pues era el personal que más se necesitaba”, esgrimió. Al mismo tiempo, dio a conocer que  “no hemos tenido contagios entre las trabajadores. Han contado con material suficiente para protegerse”,una circunstancia en la que ha jugado a favor el factor suerte porque, “al final, para estas cosas se necesita suerte”, matizó.

El Concello aumentó a cinco familias más la ayuda a domicilio. “Es verdad, que algunas prescindieron esta temporada del servicio, lo que permitió la ampliación”, aclaró.

También repartió las ayudas directas con vales de comida para personas que lo necesitan y tramitó expedientes de otras de diversas administraciones como la Diputación, como la línea de 300 euros para tres meses (100 euros al mes) para familias sin recursos. “Estamos en la situación de ayudar y colaborar”, remarcó. Es más, argumentó que aún cuando hay una petición de que se amplíen las partidas sociales, no es necesario hacerlo pues, al menos por ahora, el presupuesto es suficiente.

Publicidad

El alcalde también dio cuenta de una campaña bautizada “Carriño solidario”, que se realiza en colaboración con Cáritas, a petición de un grupo de vecinos. Un carro estará ubicado a la puerta de los grandes supermercados para recogida de alimentos no perecederos.

Comercio y hostelería

Y hasta aquí el balance. En cuanto a los nuevos proyectos, señaló que el Concello recibió una petición del Centro Comercial Aberto solicitando ayudas de los comerciantes que se vieron obligados a cerrar durante el confinamiento, solicitud también formulada por parte del colectivo de los hosteleros. “Una cosa es lo que queremos y otra es lo que podemos hacer”, dijo en alusión a la viabilidad en función de las competencias municipales.

  • TERRAZAS: “Nos han pedido que no se cobren las terrazas y no se van a cobrar”, anunció. El Concello dejará de ingresar 13.000 euros. Desde este modo, a partir del lunes podrán poner el 50 por ciento del cupo concedido el año pasado.

Alfredo García confirmó que no se ampliará el número de mesas y sillas en función de un principio de solidaridad y equidad para todos los establecimientos, tengan mayor o menor espacio. Eso sí, “si el número es impar, se admite una mesa más”, indicó.

De manera excepcional durante el estado de alarma, las terrazas se colocarán en aparcamientos, eliminándolos temporalmente, en las zonas donde las aceras sean estrechas. El objetivo es garantizar el paso para peatones y la distancia de seguridad entre ellos.

Publicidad
  • TASA DEL AGUA y BASURA: Otra petición de comerciantes y hosteleros es que el Concello no les cobre cobre el agua y la basura. En este apartado, dijo que se está estudiando. “Vamos a ver qué dicen los informes técnicos”. Condonar estos servicios tendría un coste para las arcas municipales de 30.000 euros.

MASCARILLAS, GUANTES E HIDROGEL: Comercio y hostelería también han solicitado al Concello mascarillas, guantes e hidrogel. En este asunto, la institución local no tiene competencias para el aprovisionamiento, pero sí va a modificar el convenio del Ayuntamiento con el Centro Comercial Aberto, que era de 18.900 euros para este año y se aumentará a 50.000 euros. El incremento sale de la Concejalía de Cultura, de los actividades que no se han hecho en este trimestre.

Alfredo García señaló que se estima que, en principio, cerraron durante el confinamiento 300 establecimientos. Después de un un cálculo realizado mediante consultas a empresas, la cantidad que se amplía en el citado convenio permitiría la compra de un buen número de guantes de un solo uso, hidrogel y unas 20.000 mascarillas. Eso sí, el Centro Comercial Aberto tendría que suministrarlo a todos los establecimientos, no sólo los que están asociados. “Es un trabajo conjunto, pero atenderemos al cien por cien de los negocios”.

El alcalde de O Barco dijo que el Concello ha gastado 23.600 euros en medidas asociadas al coronavirus. “Con las medidas fiscales que queremos implementar, ayudas directas y gastos que hemos tenido que ir haciendo estamos en 117.000 euros de inversión, que es una cantidad importante por parte del Concello”, concluyó.